domingo, 14 de febrero de 2010

¿POR QUÉ LO LLAMAN AMOR CUANDO QUIEREN DECIR...? ...EL PRIMERO EN BURGOS


A primeros de los años noventa, como si fuera un sacrilegio casual, nace nada más y nada menos que en la calle Nuestra señora de Fátima el primer sex-shop de Burgos: SHIVA* (ver aclaración inferior).

Eran tiempos todavía en los que ver un Sex-Shop en una ciudad significaba tener que ir a las bocacalles de Gran Vía en Madrid o, por supuesto, a los entornos del Bagdag en Barcelona.

Quienes los habían visto en estas ciudades, o todavía mas, habían viajado a ciudades como Amsterdam contaban que eran sitios dedicados única y exclusivamente al sexo. Que allí podías comprar todo lo que quisieras y que, entre cabinas, latex, y todo tipo de aderezos e instrumentos relacionados ¡encima! podías comprar preservativos sin pasar por la mirada para ti inquisidora de un farmaceutico de tu barrio.

Así pues en el día de los enamorados (¡felicidades a todos-as los enamorados de otro, y también a los enamorados de su propia y decidida individualidad!) hay que recordar tiempos no tan lejanos ni explícitos en lo sexual, en los que no hacía falta preservar el horario infantil porque había programación infantil expresa, donde los dos rombos acababan de desaparecer coincidiendo con las películas que se programaban los viernes a las 00:00 y que supusieron un más allá en la hitoria televisiva (hoy serían películas casi tan blancas como la inolvidable Casa de la Pradera) y con la forma de ver la vida que se podía vislumbrar en la conversación de dos amigos ochenteros burgaleses:

-¿Y tú vas a comprar condones a la farmacia solo...?
-Claro... lo único me voy a otro barrio para que no me conozcan.
-A mi me corta mogollón ¿Te doy dinero y me compras una caja de doce?.Enlace

Por lo tanto bienvenido a los nuevos tiempos que supusieron el bazar Shiva, con sus cabinas individuales, sus películas, ropa, fetiches, etc... ¡Qué a mi porque me lo han contado que yo nooooooo...! Ehhhhhh...



Y nuesta querida calle Fernán González sigue rezumando amoríos por cada pared y cada esquina.


...Y la temporada pasada aparcamos en otro sitio.

...Y aquí conocíste a tu chico-a

*Según ha precisado zias en un comentario; hubo otro anterior en la calle Hospital Militar. Y tiene razón. Hecha la aclaración, lo breve y poco duradero de aquél, hace que quede Shiva como el primero en tener verdadera trascendencia socio comercial.

6 comentarios:

zias dijo...

Bueno.... el primero de Burgos?, yo recuerdo uno (elnombre no) que había en la calle Hospital Militar allá por los primeros ochenta, desde la calle San Cosme se podía ver el neón que lo anunciaba, nadie lo recuerda?.
Un saludo.

blogochentaburgos dijo...

Zias tienes razón. Me has hecho recordar. gracias por la precisión. Alusión en el texto

BIPOLAR dijo...

No esperaras comentarios del tipo... "yo frecuentaba uno"... "que estab"a...
:P

David dijo...

El año que cumplimos los 17 en el grupo de amigos (sólo chicos) en cada cumpleaños nos regalamos cosas del Shiva. La primera vez que entramos, en grupo y mirando a todos los lados, parecía que estuvieramos cometiendo un delito, como cuando nos subíamos al tejado del Silo.
Las siguientes compras ya fueron menos "traumáticas".
Los siguientes cumpleaños ya no regalamos nada. Me parece que fue como lo de salir el día de Nochevieja, las primeras veces lo coges con ganas y una vez que la mayoría de los fines de semana llegas de madrugada a casa la Nochevieja ya es un día más, incluso peor porque hay más agobio de gente y las copas están más caras.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

El amor, siempre mezclado con el sexo: en los ochenta, en los noventa, en...

CONSEJOS PARA UN GALÁN dijo...

Poema: Juan Ruiz, Arcipreste de Hita (1283-1350), poeta medieval. Adaptación musical: Paco Ibáñez Haz a la dama un día la vergüenza perder; esto es importante,si la quieres tener