martes, 9 de febrero de 2010

AQUELLA MAÑANA DE DOMINGO... POR JOSEMA DEL RÍO

Había un ambiente especial en casa...

El jugador hispanoamericano del Burgos C.F César Mario Jaquet había sido cedido por el Atlético de Madrid y, en tiempos en que las fichas no daban para grandes mansiones, vivía con nosotros en régimen de alquiler. Fue él mismo el que trajo esa semana el traje del equipo porque le hacía ilusión que saltara con él al Plantío. Y ahí estoy..., recién vestido debajo de los banderines del Atlético, Burgos y el club de procedencia paraguaya de Jaquet.

Ilusionado... saludando a unos y a otros, porque no todos los días se viste uno con los colores de su equipo.



Tenía que echarme el último vistazo en el austero espejo. A la derecha la foto del propio jugador y de fondo, en el reflejo del cristal, la novia del mismo.

En mi espalda el número 7, el de la leyenda del fútbol burgalés de aquellos años: JUANITO


Eran tiempos en que se llevaban con orgullo los colores, en que se sentía la camiseta... Y mis padres, ¡cómo no!, vestidos y peinados de época y con los sofás de skay rojo tras ellos, posaban conmigo ilusionados porque en unos minutos estaría sobre el césped...

Nada más y nada menos que sobre el Plantío...


Y llegó el momento. La ciudad bullía en aquellos años 70 con su equipo y los Domingos los alrededores del campo eran un hervidero de gente anhelando que comenzara el partido. En las gradas olía a Farias y Brandy Soberano porque era cosa de hombres, mientras los críos mirábamos a nuestros ídolos para luego emularlos el lunes en una acera de barrio. Se cumplían como ahora todos los arquetipos burgaleses, y así en la pancarta se leía la rima tan inspirada de: -Aupa Burgos Vencedor con el Cid Campeador-.

Pero ahí estaba yo junto a Jaquet, el primero de los agachados por la izquierda. Un día inolvidable...

Aquel niño que una mañana de Domingo era vestido con los colores blanqui-negros creció mientras aquel equipo moría, fidelizado a otros nuevos colores. Quizá por ser los de mi juventud les sentía todavía más dentro; El blanco y rojipardillo del Real Burgos me permitió también la foto de turno con buenos y jóvenes jugadores que más tarde llegarían a excelentes entrenadores.

Pero...

Lamentablemente el tiempo pasa... La memoria permanece anclada a los buenos momentos plasmados por la cámara sobre el césped de un viejísimo estadio de Fútbol...

mientras los equipos de Burgos NO CONTINÚAN...

A César Mario Jaquet, a Juanito, a Guardiola, a mis padres que me enseñaron a amar el deporte y en especial el fútbol, a Burgos y sus equipos que me permitieron pisar el césped del vetusto Plantío.

A todos cuantos jugaron...

A todos cuantos esperemos sigan jugando...

-JOSEMA DEL RÍO-

11 comentarios:

Anónimo dijo...

monísimo el nene y mono muy mono guardiola

Noventera dijo...

Precioso y tierno documento.
Me imagino que tener a un futbolisa paraguayo alquilado en casa en aquellos años debía resultar de lo más exótico, no?

TXUCO dijo...

IMPAGABLE LA ENTRADA.
SOLAMENTE QUEDA QUE DE UNA VEZ TENGAMOS OTRA VEZ UN EQUIPO EN LA ÉLITE BIEN GESTIONADO.

balint dijo...

A un futbolero como yo del equipo de su ciudad, se le ponen los pelos de punta leyendo esta entrada.

Curioso lo de irse a vivir un futbolista con una familia. Imaginaros a Cristiano Ronaldo viviendo hoy con una familia.

Marcelo dijo...

Yo que tengo bastante más edad que vosotros ochenteros he sentido emoción al volver a ver a este jugador. Era fuerte, muy fuerte y entregado.

Ayla dijo...

Pero qué niño más rico...,
yo tampoco me imagino a Ronaldo viviendo en una casa compartida, je je, igual es que hay que nivelar un poco los sueldos, no?

BIPOLAR dijo...

Atractiva entrada para los que no nos gusta el fútbol.
Sólo falta el papel pintado de floripondios

Me gusta la pancarta con el Cid guerreando. ¡Qué tiempos!

Lo positivo de no tener equipo en primera división es que no tenemos "hooligans" ni extremistas violentes camuflados en un club deportivo (que eso es una lacra)

vuelo605 dijo...

Es una de las entradas más entrañables del blog,
Enhorabuena y un saludo

Pedro desde Bilbao dijo...

Este blog es muy bueno.

Bilbao dijo...

Enhorabuena por la entrada. La verdad es que me siento totalmente identificado con Josema porque soy el hijo de uno de los que salen en la foto de la pancarta (de Bilbao, el portero) y también nos ponían a mi hermano y a mí el equipaje del Burgos, c.f.
La entrada me ha recordado mucho aquellos tiempos.
Para el que le guste recordar aquellos tiempos del Burgos, c.f., puede visitar la web que he hecho sobre mi padre en www.euskalnet.net/bitorenbilbao
Lo dicho. Muchas gracias por hacernos recordar aquellos tiempos.

Anónimo dijo...

La vida, amigo Josema, está llena de recuerdos bonitos (por mucho que quieran quitárnoslos). Espero cualquier día de éstos una entrada sobre aquéllos quince días italianos del 2003.