miércoles, 11 de junio de 2008

AQUEL PLACER CLANDESTINO DE VER UNA CLASIFICADA "S"



Hoy hemos tomado prestado del excelente libro de relatos 2008, que con motivo del concurso de BARDEBLAS editan ellos mismos, uno que nos ha llamado la atención por ambientarlo en sitios y lugares de los 80 Burgaleses. El cuento está escrito por Alfredo Scalisi y se titula CLASIFICADA "S". Como aquellas películas ochenteras que a los adolescentes con tormenta de hormonas en nuestro interior tanto nos llamaban la atención, y de las que tanto queríamos disfrutar furtivamente. Felicidades a BardeBlas por su concurso y por la calidad que , año a año, va dando prestigio al certamen.

ALFREDO SCALISI escribió en su relato:

Leyendo aquel periódico amarillento de 1983 notó como le invadian millones de sensaciones dolorosas. "Consulado: Vicios de una burguesa (Clasificada S) . Se advierte que por su temática y contenido puede herir la sensibilidad del espectador" De repente se echó a llorar comprobando que el aviso era cierto: su sensibilidad acababa de ser herida. Y recordó aquellas tardes felices en las que un joven, de futuro prometedor, recorría los cines viendo sus primeras películas eróticas.

Eran tiempos alegres, tiempos de dulce despertar sexual, tiempos de deseo primaveral. Después, todo se tiñó de invierno y vino esta enfermedad: agorafobia. quince años sin apenas salir, sin sentir mil vivencias, mil emociones... Cada día sufría por todo lo que le habían robado; pero, sobre todo, por no haber disfrutado de seductoras presencias femeninas, de sus sonrisas, de sus caricias, de la alegría envolvente de tardes luminosas donde una pareja disfruta feliz... Eso nunca lo tuvo. No pudo seguir, entre sollozos se metió en la cama y se dispuso a morir un rato más... Hasta el día siguiente.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero el titulo era de una burguesa.... o de una BURGALESA????
Enhorabuena por el blog

Anónimo dijo...

ja ja jaaaaaa, menos mal que iba a ser una semana de baja intensidad gráfica. Muy bueno, me lo paso genial en este impresionante blog

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Muy bueno. Ahora sería y no sería lo mismo.

balint dijo...

Me acuerdo que la última película que vi en esos cines, con una cola parecida a la de la foto para coger las entradas, fue Terminator II.

Lo de la películas S en el cine me pilló un poco crío.

noventera dijo...

También a mi me ha traicionado el subconsciente "Vicios de una burgalesa?"...Que fuerte!
Después he leido bien, y que pena, porque con la fama de frías que tenemos las castellanas, hubiera estado bien el titulito de marras por desmitificar y todo eso.
De esas sesiones no me acuerdo...pero si de los dos rombos dichosos. Nuestros padres nos mandaban a la cama en cuanto aparecían y nos quedábamos con la curiosidad de ver una teta o una escena un poco subidita de tono. Seguro, que los niños de hoy en día, que saben latín (es un decir, ya nadie conoce esa lengua muerta y menos un niño), se partirían de risa con las ingenuidades que nos vetaban la censura de la época.

DESPLAZADOS AL PARAISO dijo...

Desgraciadamente estan desapareciendo en las ciudades las salas de cine de toda la vida.
Muy bueno el post.

Julio dijo...

Nada más criticar el anacronismo en la censura fomentadora de fantasías. Esos pezones debieran estar cubiertos por unas estrellas de 5 u 8 picos de color negro. Y además, noto un pequeño desajuste geográfico en el narrador del cuento, perdón, pero el territorio S por antonomasia siempre fue Gamonal: El Condal y el Ducal, y esas sesiones dobles con todo el repertorio de películas de Jaimito.

BIPOLAR dijo...

jajajajajaja ésta es gorda, nace uno salidorro y agorafobo, jujujujujujujujujujujuju....

pues espero que participes este año otra vez...