lunes, 16 de junio de 2008

GOOGLE EL NUEVO "GURÚ" DEL CONOCIMIENTO: PREMIO PRÍNCIPE DE ASTURIAS. NUESTRAS PRIMERAS ENCICLOPEDIAS: REGALO DE "LAS CAJAS"



El pasado día 11 la nueva herramienta de distribución y extensión del conocimiento GOOGLE, fue premiado con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2008. No vamos a hablar aquí, por obvio, de lo que supone esta maravillosa posibilidad de llegar a cualquier faceta del conocimiento humano en cuestión de segundos.

Pero si que vamos a aprovechar esta circunstancia para recordar un pasado no tan lejano en el que nuestras primeras enciclopedias, aquellas con las que realizábamos nuestros trabajos de E.G.B, eran muchas veces obsequios de "Las Cajas" por alguna imposición. En algún caso los padres de un afortunado vecino habían comprado a un vendedor a domicilio los 12 o 13 tomos de una de las "de marca": de Espasa, de S.M, ANAYA, SANTILLANA, etc. Era entonces cuando llamábamos a su puerta para que nos dejase el tomo que necesitábamos esa tarde.

Y es que, como dijo Óscar Esquivias en la Diputación el lunes de la pasada semana (salvo hogares de progenitores ilustrados) ; en muchas casas en nuestra infancia no existía más libro que La Biblia que a nuestros padres le regaló un pariente cura el día que se casaron. Por eso hoy, felicitándonos por el premio a GOOGLE que posibilita que muchos, por ejemplo, encuentren los contenidos de BLOGOCHENTA en la última aldea de Ingushetia del Norte, vienen a nosotros los recuerdos de aquellos viejos libros que, en su modestia, nos ayudaron a escribir nuestras redacciones, a conocer reinos animales, a visitar ciudades a las que, entonces, pensábamos que nunca podríamos ir.

9 comentarios:

Noventera dijo...

Todavía no me explico como hacíamos los trabajos del cole armados solo con una enciclopedia y una máquina de escribir...
Como no había tippex teníamos que hacer maravillas con la goma de borrar para tapar los errores de la Olivetti. Las imágenes , eran fotocopias recortadas y si no se podía copiar, pues lo dibujabas y punto.
En fin , bendita internet!

balint dijo...

Qué recuerdos aquellas visitas a la Casa de la Cultura a fotocopiar las superenciclopedias que allí tenían, para luego pegar esas fotocopias que no se veían un pimiento en los trabajitos. Supongo que ahora tendrá menos misterio el tema de los trabajos del colegio con el amigo Google.

Y la cantidad de libros y libros (algunos bastante peñazos, todo hay que decirlo) que han regalado las Cajas.

gamonaleroexiliado dijo...

Grandes recuerdos de los regalos que hacían las cajas. Y cómo no(al menos en mi colegio) del ahorro semanal que nos recogía el profesor a cambio de una entrada de cine(los situados en la calle Juan de Ortega y enla calle Pablo Casal. Emociones intensas se vivían con aquellas "grandes" películas. Por comentar, recuerdo que una que fuimos a ver(Terremoto creo que se llamaba) se quemó en el proyector.

Tanais dijo...

Como han cambiado las cosas, bufff...ahora con un simple click tienes el mundo a tus pies y antes habia q remover roma con santiago para buscar una cosa insignificante. Viva san Google!!! Mira q no haberseme ocurrido a mí...jajajaja

David dijo...

En casa de mis padres aún adornan el mueble del salón dos enciclopedias y varios libros de diversos colores, incluso hay algunos libros de 'las cajas'. Aún recuerdo el lomo del libro 'Cómo ser padre' de Bill Cosby o los de los Partidos Judiciales de Burgos.

Afortunada Noventera que tenía una máquina de escribir, jejeje, yo solía usar una plantilla con líneas por detras para no desviarme al escribir.

Los trabajos con fotocopias recortadas y escritos a máquina ya eran para nota hace 20 años. Ahora ya no tiene emoción porque cualquier trabajo lo puedes sacar de Internet y lo puedes imprimir en casa.

vuelo605 dijo...

En casa de mis padres aún conservan una enciclopedia adquirida a través del Círculo de Lectores: Lexis 22 de Vox, una fuente de consulta para todos mis trabajos de EGB y BUP, que todavía hoy de vez en cuando echo un vistazo. ¡Cómo ha cambiado el mundo!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

¡Cómo han cambiado las cosas! (Menos mal...)

DESPLAZADOS AL PARAISO dijo...

¡Anda que no le he dado yo vueltas al Larousse para hacer los trabajos en EGB!
Como le comenté a Pedro, ojalá hubiera tenido la posibilidad de estudiar con esta fantástica herramienta que es internet. Pero parece que a los jóvenes de hoy en día les dá igual, pasan de estudiar y de todo. No todos, pero sí la mayoría. Un besote.

balint dijo...

Qué recuerdos del ahorro escolar, que ha comentado gamonaleroexiliado.
Me acuerdo que lo decía el profesor por la mañana, e incluso se apuntaba en la pizarra "Esta tarde ahorro escolar".

Y luego ibas todo ilusionado por la tarde con tus 100 ó 200 pesetas, para que el operario de la caja te ingresara el dinero, y te diera una regla, una goma o unos sobre de cromos de Conoce tu provincia (míticas colecciones)