miércoles, 13 de enero de 2010

DISCOS CLASH: ARQUEOLOGÍA OCHENTERA.



Fue el pasado viernes cuando (POR FIN) el ayuntamiento consiguió que los propietarios del edificio que hace esquina entre la calle La paloma y Cardenal Segura, retiraran después de muchos años de inactividad el horrendo andamio que ocupaba toda la fachada del inmueble. Ahora es de desear que, precisamente en una zona muy querida para cualquier ochentero burgalés, se consiga la rehabilitación integral del edificio.

Una vez retirada la pared opaca que encerraba el hormigón; salió a la luz uno de los nombres más entrañables y queridos de todos los melómanos burgaleses y de todos los que por allí pasamos alguna vez. Si bien la tienda inicial y más ochentera estaba en la Plaza Vega; DISCOS CLASH constituyó un auténtico referente musical hasta bien entrados los 90.

Este que esto suscribe y que presenció el redescubrimiento en directo, cerró por un momento los ojos y volvió a recordar a muchos de los que más frecuentaban las tiendas de discos en busca de vinilos, incipientes Cd´s, y música 80 en general. Por un momento frente a la fachada, como en una nebulosa, pasaban con su disco en la mano; Calviño, Francho Pedrosa, Agapito Domingo, Jesús García Bueno, Manolo Blanco, Carlos Tena, Diego Manrique, también se lo llevaban para pinchar en el bar; Karraskedo del Ópalo y Jose del "Close", y mucha, mucha gente anónima buscaba entre las estanterías que cuidaba Fernando Delgado el último LP aparecido en el mercado.

Al marchar y ver aquel conjunto de hormigón, ladrillos y desolación..., me pareció escuchar por entre los cristales rotos, bajito, muy bajito de volumen, casí imperceptible..., esta canción que sonaba machacona al discurrir circular de la aguja de un destartalado tocadiscos... ¡Pura arqueología ochentera!




8 comentarios:

balint dijo...

Uff, ese edificio también guarda grandes recuerdos en su primera planta, con aquellos kinitos en el Montepío de Conductores.

Pilar dijo...

Siempre tenina lo último.Recuerdo que cuando se cambiaron desde la plaza Vega fué todo un acontecimiento con el aumento tan importante de espacio en la tienda.Siempre entraba a mirar aunque no pudiera comprar nada

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Por cierto, ¡vuelven los vinilos a los quioscos!

Noventera dijo...

Yo, como Pilar, también me pasaba las horas muertas mirando discos!

Pilar dijo...

Además llevaron una gra novedad, alquiler de vídeos musicales, conciertos enteros de los mejores grupos

vuelo605 dijo...

Yo me compré el plato giradiscos a mediados de los 80. Mi primer disco lo compré allí,"Enemigos de lo ajeno" de el ültimo de la Fila. Luego creo que abrieron "Discomanía" en la calle Sanz Pastor, con un gran surtido de CD´s y con gente que controlaba mucho de música.
¿Queda alguna tienda de discos en Burgos?
Saludos

Speedy dijo...

Discos Clash, que recuerdos, solía ir al salir de clase a ojear los discos y comprar alguno de vez en cuando (que 1500 pesetas eran muchas pesetas ;p).

Los dos chicos que estaban tras el mostrador (Fernando y Javier, creo) erán super amables.

Una lástima

mamoto dijo...

Pues sí vaya recuerdos, y sobre todo me hace mucha ilusión, que haya gente que agradezca nuestro trabajo y se acuerden con cariño de nuestras tiendas. Paso poco por allí, porque ya no vivo en Burgos, pero cuando lo hago se me hiela el corazón al ver aquello y recordar esa etapa de mi vida. Creo que nos estamos haciendo todos mayores ... pero creo fue una época maravillosa.
Por cierto soy Javi, uno de los dos propietarios que fundamos aquel invento de DISCOS CLASH.