viernes, 22 de enero de 2010

CALLE LA PALOMA: EN COCHE DE CAMINO AL PARAISO.


Nuestro ayuntamiento ha anunciado la reforma del entorno de la catedral con una actuación integral en la Plaza del Rey San Fernando. Es una de las intervenciones más delicadas por tratarse del escenario donde se ubica nuestra catedral, y muchos de los mejores profesionales de la arquitectura burgalesa ya se han mostrado preocupados porque no se encargue la actuación a técnicos muy cualificados en gestión del patrimonio.

Pero antes de llegar a esa reforma nos paramos en la entrañable calle La Paloma y la perspectiva desde la que la veíamos en plenos 80. Tanto por situarse en el entorno de la Llanas (Impresionante el paso por el túnel hacia la Llana de Adentro, donde ahora mismo Blogochentaburgos está preparando para vosotros una serie de cortos de terror ochentero) como en el de la celebrada y muy culinaria Sombrerería; la calle La Paloma es, y ha sido, una de las principales en nuestro devenir urbano.

Como se pude observar en la foto era, después de entrar por la Plaza Mayor, una vía por la que se circulaba en coche antes de llegar al paraíso donde nos esperaba nuestra bella y negruzca por efecto de la contaminación en aquel entonces; SEO. Muchos recuerdos de noches buscando sitio para aparcar, y de otras mañanas ávidos por bajarse del auto a asaltar los vermuts del Oliver o El Okapi.

Como curiosidad en la foto podéis observar, y muchos de los que habéis estudiado Derecho en Valladolid además lo habréis conocido o sufrido como profesor, a uno de los políticos más aburridos que ha dado esta región ficticia llamada Castilla y León; Jesús Quijano al lado de casa Quintanilla en un cartel electoral y, un poco más adelante, frente al claustro catedralicio que tenía un encanto especial al verle pasar rápido desde la ventanilla del auto; siempre era impresionante observar el escaparate del restaurante Gaona...: Los mejores pescados del país directamente a nuestra mesa. ¡Los 80 y sus cosas!


5 comentarios:

BIPOLAR dijo...

¡Qué "hodible" nuestra Catedral! Nunca fue dinero mejor invertido.

¡Cómo ha cambiado la ciudad en tan poco tiempo! Que ha sido un pis pas

Estoy deseando ver el terror ochentero. (Que te conste que ya dan miedo estas fotografías, que recordarlas significa que uno se está haciendo mu' mozo ya)

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Este lugar merece una intervención urbanística de primer orden. Estemos atentos a los resultados.

Pilar dijo...

Es cierto lo que dice bipolar, la catedral se ve hasta cutre, con lo magnifica que es, y también es cierto lo mucho que ha cambiado la ciudad desde que no vivo en ella y casi siempre para mejor

Pilar dijo...

Huys, me acabo de acordar al mirar bien la foto de la calle La Palona, justo donde está aparcado el primer coche había una funeraria, no recuerdo el nombre, tenía las cristaleras cubiertas de unos visillos que no dejaban ver su interior, pero en alguna tarde de calor abrían las puertas de par en par y se veín los ataudes colocados en inmensas estanterias.La primera vez que lo ví me dió un mal rollo...

JH dijo...

MI ULTIMO PASO EN COCHE POR ESA CALLE FUE CON UN PEUGEOT 205 QUE TENÍA MI MUJER CUANDO ERAMOS NOVIOS, CON LAS VENTANILLAS BAJADAS Y PONIENDO A LUZ CASAL A TOPE EN EL RADIOCASSETTE.