sábado, 29 de noviembre de 2008

EL LUISE: ...Y QUINITOS POR LA TARDE ANTES DE BAJAR AL CENTRO


EL LUISE, en la calle Briviesca, se articula sobre todo en la segunda mitad de los años 80 como un Bar referente entre los que, por la tarde y primerisimas horas de la noche, congregan en su interior a decenas de jóvenes en torno a partidas de quinito, bebida barata, y fútbol en la tele.

Era un lugar de cita para que, desde allí, y después de estar un par de horas haciendo cualquiera de las actividades antes comentadas, partir hacia el cercano centro y continuar en Las LLanas, Flora y Fernán González.

El Luise cerró hace unos años y en su lugar se ubica un moderno Pub de madera llamado Épsilon como la letra griega, pero dicen que algunas tardes, más en las destempladas y frías como hoy; de su moderno interior salen ecos de cubiletes y dados, de cifras y verdades y mentiras dichas al compañero de al lado, de geniales fenómenos poltergeist de los 80... ¡Ya están aquiiiiiiii!

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo iba más al Ibáñez. Por cierto, ese nuevo bar se llama épsilon, que es la quinta letra del alfabeto griego, sin embargo en el letrero aparece representada la decimoctava letra del alfabeto griego que es sigma mayúscula.

blogochentaburgos dijo...

Pues anímate y manda una reseña sobre el Ibañez que, aunque creo que formaba parte de la misma tendencia, supongo que tú tendrás más datos
blogochentaburgos@yahoo.es

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Ay. ¿Y si ya no fuéramos más que apariciones fantasmales?

Anónimo dijo...

No se puede hablar del "Luise" , sin mencionar "El Ibañez", sede de la peña "Los Calores" y durante algùn tiempo de los 90 punto de partida de los Komandos Kastilla hacia el plantio en esas míticas tardes de triunfos que nos brindo el R.Burgos.
.... Vino , chorizo , morcilla y los Komandos Kastilla...¡ Que tiempos!. vaya desde aqui mi pequeño recuerdo a todos los que lo formamos. Saludos

Alfonso de la Fuente Ruiz dijo...

Extraordinario. Me confieso partícipe de esas tardes. Aunque también en "El que faltaba", Los laureles" y "El quinto pino". Loados sean...

Busy dijo...

qué momentos pasamos allí!!!! qué grandes las tardes!!!!! qué risas sentados en el banco de enfrente en veranos de poco dinero!!! El luise y el Ibañez dieron mucho lustre a ésa calle. Por todos mis amigos y las sentadas que nos pegamos allí: Quique, Charly, Jose, Julio, Joquin. Bien escrito tío, muy bien escrito!!!!

Anónimo dijo...

No se si somos apariciones fantasmales pero si es seguro que bailamos al són de la música que interpreta en la distancia un ejecutante invisible

Anónimo dijo...

Qué duro... Yo a este bar ya le conozco cómo Epsilon... Lo del Luise, mmmh, ni me suena. Es cómo que habláis de otra ciudad, pero bueno, por eso me encanta este blog.

Por cierto que me han dicho que el autor se deja ver algún domingo por las bernardillas, así que ¿por que no una entrada dedicada a los bares de esa zona en los 80? Me sé de más de uno que podría contar muuuuuchas historias.

Un saludo desde los madriles
Leti

Anónimo dijo...

contra la esgae .www.todoscotraelcanon.es/Z PUEDE FIRMAR TODO EL QUE QUIERA fdo grupo nife