miércoles, 19 de noviembre de 2008

...DE AUTOBUSES AZULES CON COBRADOR II


En la temporada pasada ya hablábamos de ellos; Los autobuses azules con cobrador. En ese caso, aunque la foto utilizada era muy antigua, el autobús que ilustraba la entrada era de color rojo, y eso sí, se acompañaba de una imagen real del interior tomada por el ilustre Pedro Ojeda.

Pero como Blogochentaburgos se nutre de una excelente comunidad (algún día habrá que hacer una fiesta, cena, comida, o fasto variado) ha sido otra vez Nacho; que ayer nos enviaba las fotos y el texto de la cocina de carbón, el que hoy nos envía...: EL ÚNICO, EL GENUINO, EL OCHENTERO; AUTOBÚS AZUL.

Y como a Blogochenta le gustan los retos, lo siguiente será conseguir la foto del cobrador de los autobuses de Gamonal. Aquel hombre por el que pasabas obligatoriamente por la puerta trasera (algunos se hacían los remolones en la plataforma trasera pero les daba igual, nadie se escapaba de la agudeza visual del cobrador) y que, mientras golpeaba con frialdad las monedas sobre su mostrador, miraba de soslayo tus piquitos con tu novia, tu dificultad para mantener el equilibrio aquella noche, y las risas que se generaban en decenas de conversaciones juveniles. ¡En finnnn maravillosos personajes de un tiempo pasado!

8 comentarios:

BIPOLAR dijo...

Éste y el guardia urbano de la plaza vega (supongo que ya habrás hablado de ellos)

Recuerdo olvidado el contacto de la moneda sobre la pintura plástica blanca (o eso parecía)

Blanca dijo...

Yo me apunto a la fiesta, of course. Blanca bsa12001@yahoo.es

Noventera dijo...

Y esos asientos de plástico gris, y el cobrador..con gorra!

balint dijo...

Me acuerdo cuando la plaza España estaba así, pero no me acuerdo del autobús azul...

vuelo605 dijo...

En esos autobuses creo que se podía hasta fumar.

Karras Kedo dijo...

Esa no era la Plaza España. Esa era la Plaza de la Cruzada. Así me lo aprendí yo. Sin delfines ni hostias, jejeje

David dijo...

Yo creo que los asientos eran de madera.

Recuerdo vagamente cuando los Reyes inauguraron la estatua de la Pza. España. Allí estabamos mi hermana y yo agitando las banderas de España en medio de una gran aglomeración de gente, banderas rústicas a más no poder, de palo cuadrado y tela gruesa, que seguramente repartieron entre la gente allí congregada, igual que ahora reparten banderines de plástico cuando vas a ver un partido de la selección.

Roberto Escribano dijo...

ostias! hasta del cobrador atrás me acuerdo yo!