lunes, 3 de noviembre de 2008

DE UN ADOLESCENTE QUE CRECE ENTRE VÍAS, ENTRE HIERRO Y TRENES...


Hoy viene a Blogochentaburgos, y tras un largo paréntesis, una de las secciones que más nos gusta: La de colaboraciones en forma de texto. Es en este caso Jorge el que se acerca al mail para dejar sus ideas sobre las vías que, próximas a su desmantelamiento, han sido sin embargo para los chavales de un barrio de Burgos, una constante y uno de los escenarios principales de su vida.

JORGE dijo: ¡Hola! vengo hoy a BlogochentaBurgos por primera vez porque he leído que en un par de meses estarán desmantelados los viejos tramos del ferrocarril y eso para mi, un chaval que ha vivido casi toda su vida en el barrio de San Pedro y San Felices, le transmite dos sensaciones: una de alivio ante una realidad peligrosa e incómoda, y otra de nostalgia ante la perdida del principal escenario de nuestra vida.

Hasta hace bien poco que me he trasladado por motivos laborales a Santander, toda mi vida a transcurrido en el barrio de San Pedro y San Felices. Y eso es lo mismo que decir que me he criado junto a un amigo rápido, ruidoso y muy sonoro; llamado Ferrocarril. Para nosotros los chavales del barrio el tren y sus instalaciones eran una constante en nuestra vida. Desde que por la mañana te levantabas y tu madre te decía -qué tuvieras cuidado con los pasos- hasta que te acostabas después de haber jugado entre los hangares ( ahí donde ahora va a ir el centro de creación musical), de haber puesto puntas en las vías y, más tarde en plenos 0chenta; de beber unos litros de cerveza junto a las tapias del trazado. Si no estabas en sus instalaciones daba igual; en el barrio se oía su sonora bocina, su lento transcurrir desde la estación, o los pitidos del jefe de la misma. Una de las cosas que más nos impresionaba ya siendo más jóvenes, era el tema de los suicidas. Unas veces en el paso de calle Madrid, otras en el de las Casillas, había muchas veces que al suicida le podías poner cara y nombre porque era del barrio. Y eso nos tenía a mis amigos y a mi impresionados durante unos días.

Más tarde he tenido otra perspectiva del tren: La de viajero. Comienzo a estudiar psicología en Salamanca y eso supone un ir y venir casi constante a través de la estación. La estación..., me gustaría que mantuvieran el fabuloso edificio, que lo aprovecharan para algún servicio público o centro cultural. Era genial la llegada de un joven estudiante y la salida a la calle deseando estar en casa, y la bienvenida que te daba la majestuosa secoya que está en el jardín frente a la puerta. Siempre me ha impresionado la gente que "habita" las estaciones. Desde viajeros que solo transitan, a los fijos de estación: Éstos unas veces son auténticos "freaks" , otras supongo que pobres gentes que buscan paliar su soledad con la compañía de un desconocido, otros sólo se conforman con ver el ir y venir de éstos y aquéllos. En finnnnn, que toda una vida en torno al tren. Ahora levantarán todo el trazado y harán un modernisimo bulevar, pero si hacemos caso al aserto de Delibes de -mi patria es mi infancia- la mía es una estación, un amigo de hierro, y unas vías en mi ciudad de Burgos. GRACIAS y felicidades a la web.

*Gracias a ti Jorge por tu participación. Como por Blogochenta que no quede y aunque sabemos que lo tienes todo guardado en tu retina, aquí te dejamos una perspectiva que seguro no conocías de la estación con marquesinas y, la grabación de un tren que se va con destino desconocido. ¡No vaya a ser que sea el último...!. Piiiiiiiii


video

6 comentarios:

BIPOLAR dijo...

Y las chapas que aplastábamos con piedras pulidas y luego poníamos en la vía del tren para conseguir ese resultado. Bolsas llenas.

Noventera dijo...

Como Jorge durante mis años universitarios viví en la estación de Burgos emocionantes despedidas y reencuentros..que pena que desaparezca esa pequeña locomotora de azulejos en el suelo de la estación!

Manuel Ryder dijo...

Te he visto en el Diario y no he podido resistirme a entrar.
Muy guapo el blog tio!
Sobre bares de los 80 yo recuerdo uno en la antigua Avenida General Yague,lo que es ahora el Kivu,no me acuerdo el nombre,pero era muy mitico,tipico sitio donde se reunian los pijos de jesuitas con sus Caroche, mochilas Mistral y tal...alguien hace memoria del sitio?
Un saludo y a seguir asi.
p.d: si se me ocurre alguna cosilla ya te lo comentare.

balint dijo...

Yo también he vivido en esa estación durante los años de estudiante muchas despedidas y grandes reencuentros, grandes carreras por coger el tren y alguna decepción por ver largarse el tren delante de tus narices.

Noventera dijo...

Manuel Ryder, el bar que mencionas se llamaba Camilo´s ya que ese era el nombre del dueño. ¡Como olvidarlo si con 17 años era mi segunda casa!

David dijo...

Noventera, ¿qué hacías en el Camilo´s si tu no estudiabas en Jesuitas? Jejejejeje.

Bastantes tardes de domingo he tenido que ir a la estación para coger el tren durante mis años académicos, algunas veces me quedé sin billete y otras tantas me monté sin él, dado que íbamos sentados en el pasillo el revisor no apareceía. Me parecía increible que tanta gente cogieramos el tren a esas horas, igual que ahora me parecen increibles los atascos que se forman en la A-1.