miércoles, 26 de marzo de 2008

TEXTILES MARÍN: LOS ANTIGUOS ALMACENES DE ROPA... NUESTROS PRIMEROS PANTALONES CORTOS.



En Burgos el concepto de grandes almacenes de moda no pasaba en nuestra infancia y juventud (hasta la llegada tardía de Galerías Preciados) por las grandes marcas conocidas a nivel nacional. Uno de los característicos, junto a almacenes Campo, era Textiles Marín. Nuestras madres acudían a estos viejos centros de moda, y con el poder adquisitivo de la época, para realizar la compra a toda la familia; con mantas , sábanas, toallas y toda una amplia panoplia de elementos de hogar incluidos.

Textiles Marín
era por aquel entonces vanguardia ( no después, víctima del paso del tiempo y de la falta de adecuación por parte de sus gestores). En Blogochenta recordamos la planta de niño y joven en el primer piso. Allí había un pequeño parque infantil con un tobogán ubicado por encima de los probadores, lo que daba, a veces, una visión espectacular para los ojos inocentes de un niño.

Allí nos compraron los primeros pantalones cortos, los primeros chandals azúles con rayas blancas, allí quedó el espíritu efímero de un montón de chavales burgaleses, hasta que cerró sus puertas hace unos años. Pero sus logos, sus instalaciones, sus bolsas de plástico..., siempre permanecerán en el imaginario colectivo.


5 comentarios:

Noventera dijo...

Hombre,muy, muy de vanguardia no se si era esta tienda...el caso es que era de las pocas de ropa infantil que había en aquella época, junto con Gaviota (a principios de la Avda del Cid), Gisela (en los bajos del Mercado de Plaza España) y Modilan (en las Calzadas), que eran mucho más pijas.
Además había otros almacenes, en la linea de textiles Marín como las Galerías Marvi, o Novedades Lorenzo que también vendían absolutamente de todo, pero estos eran aún más horterillas o recuperando un término de la época "payos".
En septiembre se formaba un auténtico guirigay en Textiles Marin, porque eran los principlaes proovedores de uniformes de los colegios privados..Mi madre se cabreaba por la cola en la caja y yo por la que se formaba en la del tobogán...
Y si, la bolsa de cuadritos granates con el escudo era todo un mito, seguro que por nuestras casas todavía ronda alguna...
Un saludo!

balint dijo...

Yo de lo que me acuerdo era de meterte en Textiles Marín para atajar de la calle La Puebla a la calle Vitoria. Todavía algún día cuando paso, me acuerdo lo bien que venía ese atajo.

Y por supuesto me acuerdo del tobogán de la planta de arriba. Como todos, de pequeños era uno de las tiendas preferidas, por ese tobogán.

Y otras tiendas míticas, La Orensana, que es de las pocas que sigue estando "La Orensana, lo que compras hoy lo tiras mañana"

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Efectos de la globalización, sin duda.

balint dijo...

Otro sitios míticos que me acabo de acordar era Maconde, en Reyes Católicos, que no te dejaban entrar si no llevabas la tarjeta de socio, algo impensable hoy en día.

El hipermercado Kanguro, donde hoy está Hipercor, y que fracasó. Creo que se adelantó a su tiempo.

Y por supuesto un sitio que se merece un entrada en este blog es la juguetería Chapero, que ha aguantado los envistes de los centros comerciales.

blogochentaburgos dijo...

Todos ellos lo tendrán Balint. Un saludo