martes, 11 de marzo de 2008

COLEGIO APOSTOL SAN PABLO: ENTRE AULAS Y VIEJAS PEONZAS...





Hoy, y después de deleitarnos ayer con la colaboración de Elvira, volvemos a satisfacer otra petición (y que sean muchas) de nuestro colaborador, comentarista y amigo de Blogochenta: Gamonalero Exiliado. En este caso nos quiere hablar de su colegio ochentero; El Apostol San Pablo en la Plaza de Roma de Gamonal y, como aquí estamos para eso, pues ahí os dejamos con lo que "Gamonalero" nos quiere contar. Y a él, que vive en algún punto indeterminado del norte, le dejamos una imágenes para que recorra cuantas veces quiera el patio de tantos juegos, de tantos recuerdos..., de las primeras y más maravillosas experiencias...

Gamonalero dijo: Muy buenas, ya que otros han empezado a recordar los colegios, pues seguiremos con el tema. Hoy el Apóstol San Pablo, no el mejor ni el peor, pero al menos fue el colegio donde yo estudié. La verdad es que su estructura no cambió desde que yo entré hasta hace bien poco que lo he visto, impertérrito, y más teniendo en cuenta que el número de alumnos ha ido descendiendo, con lo cual el número de aulas que había se ha ido quedando libre, facilitando otros servicios a prestar en estas(comedor, gimnasio,...). Pero bueno, al grano, que me lío, la entrada la teníamos por donde la iglesia, allí se practicaban dos juegos básicamente, la peonza(en unas tapas de alcantarilla que había ya machadas por las embestidas) y jugar al pica pica en la pared de enfrente(nadie quería estar en la pared y el que haya jugado a esto ya sabe por qué), luego ya estaba el patio principal, que era una gran superficie de hormigón, con sus baches, sus piedras al aire, en fin, lo propicio para que al conserje no le faltara trabajo como ats también(grandes amigos de la infancia; algodoncín, alcoholín y aguaoxigená)."Tranquilo que no escuece" era la frase que nos soltaban mientras nos soplaban la herida(otro método efectivo y contrastado de curación).

En el patio teníamos la subida a la casa de los curas, penas seis escalones pero que todos conocíamos como el castillo. Nos parecía una fortaleza, grande y alta pero luego te das cuenta de lo equivocado que estás de pequeño, apenas si tendrá unos 2 metros de altura, aunque nos lo pasábamos pipa. Un compañero mío tenía cierta afición a caerse siempre(Jesús, si lees esto acuérdate de tus visitas al hospital a que te pusieran puntos tío). Por el resto ,el patio no tenía más equipamiento que dos canastas y dos porterías, ni columpios ni nada, el poder de la imaginación era importante en aquella época. Ya por dentro había aulas, aulas y más aulas, en total éramos unos 500 chavales, desde parvulitos hasta 8º de EGB (yo estudié EGB, abajo la Primaria). Como curiosidad, mencionar que mi clase(40 personas, eso eran retos para los profesores) fue la última en la que sólo había chicos, se notaba una apertura propia de aquellos años. Por supuesto había dos pisos , el de abajo era hasta cuarto y el de arriba desde quinto a octavo, te sentías "importante" cuando subías las escaleras. Mencionar, que hubo una época en la que todos estábamso ligeramente asustados, pues un rumor corrió como la pólvora, iban traer a "Los Tatos" a nuestro colegio y todo el mundo que oyó hablar de ellos sabe lo que sentía un chinorri en aquella época al oir ese nombre. Nuestro profesorado era bastante conocido por todos, Don Javier, Don Rafael, Don Alberto, Don Juan José, Don Ignacio(aunque los profesores sólo eran de 6º en adelante, hasta quinto teníamos señoritas) la señorita Ana. Son muchos los profesores y profesoras que nos aguantaron(obsérvese que tanto en la entrada anterior del Fernando de Rojas como en esta tratamos a los profesores de Don). Y también teníamos curas(eso por estar en un colegio de idem).

Éramos un colegio variopinto con nuestros héroes y villanos y en el que creo que al final todos pasamos un buen rato. Recuerdo que teníamos cierta tirria, y no sé porqué, a los que iban a las Jesuitinas, sobre todo se recrudecía con las nevadas en las que hacíamos verdaderas batallas cuando veíamos a algún pupilo de dicho colegio. Además del colegio teníamos unos parques justo enfrente de este, que por desgracia luego se quedaron en un mero recuerdo cuando hicieron el parking de la, desde entonces, llamada Plaza Roma. En fin, espero que si alguien de este colegio lee esta entrada le lleguen esos espíritus infantiles y que aunque sea sólo por un momento recuerde lo horrorosa que era la bata azul que vestíamos y el primer chándal que tuvimos(si alguien tiene una foto de dicho chándal, porfavor, mandadla). Saludos desde el norte

10 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Me ha llegado al alma la foto de las peonzas, qué recuerdos.

gamonaleroexiliado dijo...

Diosss, se me cae lágrima.Hay que ver cómo ha cambiado, si hasta han quitado el castillo por el queh acíamos caída libre!!. Y ese mural....mejor no hablamos.Peor sigue siendo igual

macpintosh555 dijo...

Que grandes recuerdos, ahora pocos profesores quedan de aquella epoca,recuerdo que mi ultima etapa en el patio no podiamos jugar los partidos oficiales porque era demasiado pequeño. La verdad que el San Pablo es uno de los pilares de la infancia de muchos gamonaleros.

Anónimo dijo...

buaaaaa el San Pablo, yo creo que soy alumno anterior al que escribe el texto. En mi caso fuimos el primer octavo que se hizo en el colegio. Cuando empecé en primero no había servicios e íbamos a una campa en frente, afortunadamente eso acabó pronto. Estrene junto a mi clase las primeras canastas, la primera red de voleibol (antes eran artesanales). Recuerdo los festivales de Navidad, al director D.Eduardo, al músico D Juan José, a los curas Pedro y Licinio. Buen colegio, buenas aventuras de E.G.B y éste es, por lo que veo, un gran blog. ¡Felicidades!

noventera dijo...

Tienes razón! Antes tratábamos a los profesores de Don y Doña (o en su defecto señorita), no como ahora que no hay valores, je, je...
Los del Rojas tampoco podíamos ver a las pobres niñas de Jesuitinas. Seguramente por ese uniforme tan horroroso que las monjitas les hacían llevar!
Felicidades por la entrada!

Anónimo dijo...

pues yo soy de la primera generacion de chicas que entramos a san pablo. y prometo las fotos del horrendo chandal gris!!!

Anónimo dijo...

dios , que recuerdos. al ver el video, recuerdo las veces que teniamos que escalar por los barrotes de la iglesia para bajar los balones colgados una y otra vez.

Anónimo dijo...

uis otra de la primera camada de niñas.........fuimos 4 no? aunque yo solo estuve dos años lo llevo siempre entre mis buenos recuerdos

Anónimo dijo...

Yo fui una de las atormentadas chicas de las jesuitinas que salíamos a la 1 y cuando nevaba nos ibais a esperar a la salida para apedrearnos a bolas. que carreras!!!
de paso podías poner algo de ese colegio que conocerás a mucha gente y seguro que fotos no te faltarán.

blogochentaburgos dijo...

Hacemos una cosa Anónima sufridora yo pongo las fotos (decenas)y tu me mandas un texto sobre el colegio. ¿Te parece? ¿Te apetece?. te espero en blogochentaburgos@yahoo.es