miércoles, 24 de junio de 2009

...EN UNA CIUDAD EN FIESTAS, QUE CONTABA CON COCHES QUE CHOCABAN DESAFORADOS EN LA QUINTA..


Estaban ubicados casi siempre cercanos a la Plaza de Santa Teresa. En la longitud casi interminable de barracas que poblaban a un lado y otro el Parque de la Quinta, siempre sobresalían ellos con su sirena intermitente y sus chispas en lo alto de la barra trasera, que adornaban a la vez con sus destellos el enrejado techo eléctrico que cerraba la instalación.

En LOS COCHES DE CHOQUE DE LA QUINTA, se juntaban lo mejor y más florido de la fauna ochentera que poblaba las barracas burgalesas: Muchas greñas; chupas de cuero y vaqueras; zapatillas Yumas y pantalones pitillo -Jesus-. Parejas que buscan con ansiedad un coche al que subirse; y otra que se les ha adelantado y ocupado antes; mirones sentados sobre la chapa de los márgenes; y una taquillera que dispensa fichas sin cesar a una multitud de jóvenes dispuestos a beberse la noche y las fiestas de San Pedro.

Hoy, precisamente cuando ya se está instalando el recinto ferial de fiestas junto a la Politécnica; esa hilera de portentosos chopos que parece custodiaran a los coches como no queriendo que nadie se los lleve o que se salgan de su pista son, junto a los vehículos recreativos, sólo un recuerdo para mucha gente de los 80 que siempre podrá decir con orgullo y distinción: ¡Yo estuve allí...! La fortuna de los 80...



10 comentarios:

JH dijo...

QUIZÁ EL MEJOR LUGAR DONDE HAN ESTADO UBICADAS LAS BARRACAS, ACONTECIMIENTO QUE TENDREMOS QUE SEGUIR RECORDANDO EN LA MEMORIA COLECTIVA. EL ACTUAL TAMPOCO ESTÁ MAL... ESPEREMOS QUE CIBERAPARICIO NO CAMBIE EN UN FUTURO SU UBICACIÓN AL LADO DE LA ESTACIÓN DE TRENES, INICIO DE LA ESTEPA URBANA BURGALESA. ¡¡FELICES FIESTAS A TODOS LOS OCHENTEROS!!

j . dijo...

Benditos coches de choque que si giras demasiado el volante van hacia atrás. ¡como la vida misma!

Montxo dijo...

Tiempo hace que no me monto en unos coches de choque... igual este año hay que romper la racha.

Noventera dijo...

Nunca me gustaron los coches de choque...un anticipo de lo que sería mi vida como automobilista quizás? hummm...
Pero si echo de menos la noria de la Quinta y el mar de árboles que se divisaba cuando estabas en lo más alto...ay...

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Los coches de choque siempre atrajeron a los ochenteros como si en ellos la vida se explicara entera.

Anónimo dijo...

j:como la vida misma

Noventera dijo...

Perdón por la pedazo falta de ortografía...me ha traicionado el inglés ;-)

David dijo...

Pensaba que las barracas antes eran caras, pero es que ahora son carísimas.

Cuando se ubicaban en la Quinta podías pasar cualquier rato mientras estabas de fiesta y a la gente de Gamonal nos pillaba a tiro de piedra, cuando llevaron las barracas a la Milanera ya no volví a ir.

Curioso el nombre de barracas, porque en el resto de ciudades los llaman carruseles.

BIPOLAR dijo...

donde estén las pelusas de La Quinta, que se te metían en la boca según la abrías al gritar de emoción, o machacadas por los pies de los artefactos mecánicos con el canutillo de barquillo...

jaconap dijo...

Yo tuve la gran suerte de poder vivir ese momento pese a que era un pitufo,pero no me olvido de las luces parpadeando y la caracteristica sirena dando alegria a unos pq se montaban y otras la pena pq se bajaban.Que gozada