jueves, 4 de junio de 2009

CAMPOFRÍO: UNA SIRENA SUENA ENTRE CAMPAS, CHIQUILLOS Y OBREROS.



Suena una sirena a las 8:00 AM en Capiscol, se la oye también a las 14:00, a las 16:00 y a las 18:00. En lo que ahora es el Parque Félix Rodríguez de la Fuente hay una campa y antes hubo unos gallineros. Chiquillos juegan al fútbol, a las chapas y al relingao, mientras obreros van y vienen de la factoría. Es el pasado no tan remoto, industrial y obrero, de lo que hoy se considera el espacio verde más importante de Gamonal-Capiscol.

Puede parecer un exceso, pero en Gamonal daba la impresión de que todo el mundo trabajaba en Campofrío. No había barrio, no había portal, en el que no hubiera alguien que se emplease de alguna forma en la cárnica. Sonsoles Ballvé hija de la familia fundadora, daba nombre a la calle que utilizaban los enormes camiones para entrar a cargar y descargar sus mercancías, y donde también se ubicaba el supermercado social y la fundación.

A mediados de los 90, con una expectación inusitada, el complejo fabril fue derruido por la pólvora y las necesidades de expansión fuera de la ciudad. La calle Sonsoles Ballvé ha sido eliminada con la ampliación del parque y modernos edificios ocupan el espacio que antes poseían piezas en canal y silos de curación, pero, cuentan decenas de jubilados de Campofrio que cuando pasean por allí con sus nietos, cuando observan con nostalgia los blancos e impolútos edificios de casas; en sus timpanos, a las cuatro puntualmente, vuelve a sonar machacona y constante una sirena: Biiiiiiiiiiiiiiiiiii

7 comentarios:

j . dijo...

La fábrica de Campofrío en su cierre estaba rodeada por las calles y viviendas de nuestra ciudad, representando un islote en el mar de casas. Deseo la misma suerte para otros islotes como la academia de Ingenieros o la Deportiva; no así para el Parral que éste es público y de libre acceso.

balint dijo...

Una pena que no esté el vídeo del derribo de Campofrío en el Youtube, porque fue todo un acontecimiento. Campofrío, Loste, Flex, Angulo, Celebusa... La verdad que la ciudad ha ganado "echando" a la industria a los polígonos, aunque la pena que casi siempre estos solares han sido empleados para especulación urbanística, y no han dado lugar a grandes parques u otras zonas con fines sociales.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

En efecto, ya casi me había olvidado, pero una de las cosas que marcaron mi infancia fue el sonido de las sirenas de las fábricas.

Blogofago preciso dijo...

Una pequeña observacion/precision, la sirena solo sonaba a la salida/entrada de los turnos de produccion es decira las 6, 14 y 22 horas. a las entradas y salidas de las oficinas, las cuatro por ejemplo, creo que no sonaba....

Roberto dijo...

Me acuerdo perfectamente de aquella sirena. Era del tipo "a los refugios que hay bombardeo" jeje

Bófer dijo...

No olvidéis las sirenas de los cuarteles, yo todavía oigo la del cuartel de Intendencia según como sople el aire, creo que la diana es a las 8, y alguna vez he oido también la de la Academia de Ingenieros (ex Academia). Gamonal, fábricas y cuarteles... y pelotazos urbanísticos, como bien dice Balint, el mal endémico de esta ciudad.

David dijo...

Ya sólo queda la fábrica de Indupisa.
Hace 25 años el ir andando a trabajar a una fábrica era lo más normal del mundo, pero el llevar las fábricas fuera de los núcleos de población ha mejorado la ciudad.