martes, 17 de febrero de 2009

...POR CALLES QUE NO ERAN PEATONALES Y EN LAS QUE APARCABAN VIEJOS MODELOS DE FORMIDABLES COCHES.




Ahí está..., nuestro querido primer modelo de Wolsvagen Golf GTI aparcado en una calle Laín Calvo que, por aquel entonces no era peatonal y si transitable por coches; de la misma forma que la Plaza Huerto del Rey, La Paloma, La Plaza Mayor, Almirante Bonifáz, incluso podían verse coches estacionados frente a la mismisa catedral en la Plaza Santa María.

Eran tiempos de polución en el centro de la ciudad, de una fachada de la catedral que se tornaba negra por el inexorable paso del tiempo, y por las más prosaicas emisiones de CO2. De coches, como el mencionado GOLF GTI, que podían ser aparcados en la misma Flora antes de comenzar la juerga nocturna o el vermut mañanero.

Es evidente que siendo una maravillosa época, la llegada en los 90 de las peatonalizaciones del centro ha mejorado a los 80 no solo en la estética de la ciudad y la preservación de nuestra seo, sino además la adecuación de una ciudad para el disfrute del peatón. En nuestra memoria queda nuestro primer coche con el cané recién aprobado y la chapa de limitación a 80 antes de que existiera la L en la luna trasera, que llevamos todavía inexpertos por calles por las que, afortunadamente, ahora paseamos andando.


3 comentarios:

j dijo...

Menuda diferencia el contar antaño con un día sin coche por las calles del centro, a 365 días ahora reservados para el peatón.

Karras Kedo dijo...

Qué bien que se ha acabado el "pastel" de San Valentín.

blogochentaburgos dijo...

Señor Karraskedo es usted inapelable. Ni su paternidad le hablanda su duro corazón. Un saludo y felicidades