jueves, 5 de febrero de 2009

PODRIA SER UN DÉJÀ-VU..., COMO UNA FOTOGRAFÍA EN BLANCO Y NEGRO..., PERO ERA REAL..., Y OCURRE TODOS LOS DÍAS.



Pensé que me estaba ocurriendo un déjà-vu, que lo que estaba viendo ya me había pasado hace unos cuantos años. Que era como una imagen en blanco y negro de otro tiempo en el que viejos autobuses recogían en las paradas determinadas a obreros con destino a sus fábricas con sus bocadillos envueltos en papel de periódico cuando no existía el de aluminio. Pensé que se dirigía a algunos centros de trabajo como Taglosa, como Plastimetal o Cellophane ya inexistentes.

Pero no…, no me estaba ocurriendo nada raro, ni tenía ninguna regresión en mi memoria. Simplemente, como si el tiempo no hubiera pasado por él, un autobús Barreiros con un montonazo de años en sus ruedas y otros tantos en sus asientos, recorre orgulloso toda la ciudad para repartir en tiempos de crisis a un puñado de empleados por algún complejo industrial, eso si, con una bolsa en la que se vislumbra papel de aluminio que guarda los placeres de quince minutos de descanso .

Y él, ufano y confiado, ruidoso como se caracterizaba esa marca gallega, sabedor de que fue imagen del éxito industrial español cuando nació en los 50, y que más tarde en los 80 inició su absoluto declive como marca pasando a ser Dodge, sigue todos los días bajando por Eladio Perlado como si el tiempo no pasara. Sólo él sabe cuantas crisis industriales ha vivido, sólo él sabe por experiencia cuanto va a durar esta, sólo el conoce el secreto pero no lo quiere decir…; porque en su rugir y en su estentor... ¡no se oye a si mismo…!






7 comentarios:

j dijo...

La crisis acabará cuando las viejas reliquias como esta se retiren.

Marcos City dijo...

Bueno, muy bueno¡¡¡, y excelente post

Noventera dijo...

Que pila de años tiene ese autobús!

Tendrá calefacción para los fríos burgaleses?

Pilar dijo...

Es genial !!! Me recuerda a los buses militares que llegaban desde Castrillo del Val llenito de soldados para descargalos en el Gobierno Militar y que llenaban los bares de Las Llanas todas las tardes entre semana

Mario dijo...

Buf¡ como se tiene que mover éso.

Karras Kedo dijo...

Ese chisme "vive" cerca de mi casa. Lo veo aparcado muchas veces, sobre todo los fines de semana, cuando salgo a pasear.
La verdad es que es muy chulo, tan recogidito él...

Burgosenbus.es dijo...

Un pedacito del pasado atraviesa la ciudad todos los dias. Imperturbable ante las nuevas tecnologías, un pequeño Barreiros 2900 recorre Burgos para llevar trabajadores a una fabrica. Hasta hace poco, este simpático setentero lucia un esquema de colores similar a su hermano del Museo Barreiros.

Se ignora su origen, aunque muestra matricula salmantina. Es inevitable recordar otro Barreiros 2000, que hacía el mismo recorrido y que en sus tiempos fue del Servicio de Autobuses (la unidad más antigua del Servicio que aún existe). Sin duda, dos pequeños recuerdos de tiempos pasados.