martes, 1 de febrero de 2011

...DE BASURA TIRADA EN LAS ACERAS.


Los más jóvenes nacidos entre los años 80 o 90, es posible que crean que los contenedores ya venían con las calles en su génesis urbana y que son un elemento que siempre han estado ahí impertérritos. ¡Pues no...! ¡No es así...!. Resulta que somos muchos los que alguna vez hemos bajado la basura de casa para (ahora parece incluso imposible) depositarla después sobre la acera al lado de una farola , señal o árbol a unos metros de nuestro portal.

Todas esas eran ubicaciones marcadas por el propio ayuntamiento y, más tarde, ya de madrugada, aparecía un enorme camión blanco del que se descolgaban dos o tres operarios que tiraban una a una las bolsas y demás detritus en el interior del vehículo. No era extraño ir a dejar la basura y ver a varios roedores comiendo de las ya depositadas y, por supuesto, lo olores eran bastante intensos sobre todo en verano.

Entre la imagen de arriba y abajo han pasado 26 años. En el mismo lugar de la calle Federico García Lorca de Gamonal ahora "lucen" dos contenedores de "orgánico" y Burgos, es verdad, tiene además una de las mejores ratios de contenedores de reciclaje por habitante.

Es evidente que el paso del tiempo ha sido positivo para este sistema de recogida, pero no obstante, todavía queda en el recuerdo ese caminar hasta el montón de basura, aquel lanzar de la bolsa sobre el conjunto, en un montón que lucía nombres como Sabeco, Textiles Marín, Galerías Preciados o Kanguro... ¡cosas de los formidables 80...!.


4 comentarios:

Marcos City dijo...

¿roedores? eso eran ratas asesinas como tiranosaurios rex.

balint dijo...

La verdad que Burgos tardó bastante en comparación con otras ciudades en tener contenedores (de basura normal, porque de vídrio sí que se pusieron antes, (VIDRIO SÍ, GRACIAS) ) También me acuerdo de una huelga de basuras que hubo en aquella época, que debieron estar 15 días o así sin recoger basura.

gamonaleroexiliado dijo...

Me acuerdo que vivía yo en Eladio Perlado y cada vez que caía una tormenta de verano de esas que inundaban la calle, se veían todas las bolsas de basura flotando(y conste que de eso hace bien poco). Que espectáculo.

BIPOLAR dijo...

y el ruido que hacían los camiones en verano, no se me olvida, con el crash, crash de las botellas de vidrio haciéndose migas en el interior.