jueves, 12 de marzo de 2009

HOTEL CONDESTABLE: EL COLOSO EN GRIETAS...



El Hotel Condestable fue un establecimiento hotelero de gran raigambre en el centro de Burgos que tenía su entrada principal por calle Vitoria, y, la parte trasera y aparcamientos del hotel por la entonces Avenida del General Sanjurjo (hoy Avenida del Arlanzón). Las características de su edificación y su ubicación, hacían que tuviera una constante presencia visual desde las paradas del autobús casi frente a él, así como desde el puente san Pablo y la propia calle Vitoria.

Era muy utilizado como Hotel por los artistas que en los San Pedros de los 80 acudían con sus espectáculos de revista itinerantes de feria en feria a las representaciones de los cercanos Gran Teatro y Avenida. Así, era muy habitual ver en la recepción a cazaautógrafos a la búsqueda de Paco Martínez Soria, Lina Morgan, Pedro Osinaga, Norma Duval, Quique Camoiras, o los ínclitos Esteso y Pajares y los [¿humoristas?] de la época hermanos Calatrava. Tampoco era difícil ver a todos estos citados, y otros más, paseando por los alrededores del hotel en las mañanas de Junio.

En la imagen superior podemos ver la imagen primigenia del Hotel con su publicidad de hospedería y restaurante y, como no, sus teléfono de contacto sin prefijo 947 como correspondía a aquellos años. Ya en los 90, y coincidiendo con el derribo del cine Avenida, el Hotel Condestable cerró sus puertas como negocio hotelero por las grietas que produjeron en su estructura las obras en los cimientos de la nueva edificación. Pero cuentan algunas voces entendidas que el gato Félix, en venganza por no ser preservado como fachada pintoresca por una desagradecida y poco movilizada ciudad, se transformó en el más peligroso de sus hermanos felinos y lanzo su zarpa definitiva sobre el hotel en forma de amenazantes grietas... Fue el principio del fin de la historia de un hotel..., pero no los de los recuerdos de los que algún día moraron en sus habitaciones o pasamos frente a sus formidables instalaciones. D.E.P


Hoy en el mismo entorno el Hotel Silken da una nota de modernidad a la noche burgalesa y al entorno del solar de la evolución humana. La misma modernidad pintorésca que no tiene el edificio de Navarro Baldeweg.

7 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Recuerdo aquellas grietas, como recuerdo alguna de sus habitaciones...

Mario dijo...

Un amigo mio tabajaba allí y conocía a todos esos que nombras y muchos más. Yo vi una vez a Pedro Osinaga en la antigua cafetería Tizona tomando un café y leyendo el periódico. Genial la transformación del felino. Un saludo

Noventera dijo...

Alabo el buen hacer de la cadena Silken a la hora de diseñar sus edificios. Desde el espectacular hotel Puerta de América, en Madrid, que particularmente me parece fantástico con esas lonas coloridas con versos de Paul Elaurd en varios idiomas, hasta este de Burgos, que descansa sobre el espíritu de mi querido Pentágono.

En cuanto al Museo de la Evolución, vamos a ver como queda finalmente, pero de momento sigue pareciendo un botellero monstruoso.
¡Y pensar que si el elegido hubiese sido Isozaki podríamos tener en nuestra ciudad esto!

http://www.casaciencias.org/domus/

balint dijo...

Yo me acuerdo de aquellas noches de Sampedros, que mis padres nos dejaban en casa de unos vecinos porque iban a ver una Revista (siempre me hizo mucha gracia este nombre) de Pedro Osinaga.

Respecto a los hoteles, es una pasada el cambio que ha habido en los últimos años con hoteles y más hoteles que han ido llegando. A mi me parece que hay demasiado continente para poco contenido. Ojalá me equivoque y el MEH sea la gallina de los huevos de oro...

David dijo...

Creo recordar que el jurado del concurso para el MEH no eligió el de Isozaki porque pensaban que haría sombra a la Catedral como edificio referencia de Burgos.

Hay veces que es más importante el continente que el contenido, no hay más que ver el Museo Guggenheim de Bilbao, y seguramente un edificio 'pintoresco' atraería más visitantes a Burgos.

El hotel Silken Puerta de América es una nota de color en el mar grisáceo de edificios de Madrid (sobretodo si entras a Madrid por la R-3).

balint dijo...

Si lo del MEH que cuenta David es así, es como la leyenda-verdad del Arzobispo Pérez Platero que no quiso traer la FASA Renault a Burgos, porque se iba a llenar de obreros. Hay que ser cortos de mente.

JAGarcía dijo...

Este año cumplo 25 de casada, la comida fue allí y me regalaron la primera noche de boda son recuerdos que nunca se olvidan aunque ciertas cosas desaparezcan.