martes, 31 de marzo de 2009

EL LICEO CASTILLA: ALGO MÁS QUE UN BUEN COLEGIO EN LA CALLE CONCEPCIÓN.



El Liceo Castilla era en los 80 el colegio e instituto que los hermanos Maristas tenían ubicado en la Calle Concepción. En un edificio imponente que tenéis en la primera imagen, decenas de promociones de burgaleses pasaron por sus aulas durante 90 años de historia acompañados de un marchamo de enseñanza de calidad, quizá tachada por algunos de algo elitista. Hablar de Liceo Castilla en Burgos (es curioso que se le conociera así en su antigua ubicación y sin embargo como Maristas en la nueva de la calle Pozanos) era hablar además de un colegio muy vinculado al deporte y especialmente al baloncesto burgalés.

En su enorme patio se celebraban innumerables partidos en los juegos escolares de sábado por la mañana, a los que el colegio dedicaba una atención especial. Algunos de los mejores jugadores del baloncesto burgalés se forjaron en sus desniveladas pistas, engrosando después las filas del Club baloncesto Tizona o del Gromber.

Hoy en la calle Concepción un monolítico edificio de ladrillo marrón ocupa su ubicación inicial, pero, en el espacio trasero a los mismos, quedan los restos de lo que fue el patio original del colegio Liceo Castilla. Arcos ceñidos a las paredes, zonas de juego, las líneas casi borradas de una cancha de baloncesto y, dicen algunos vecinos que de madrugada suenas los ecos de un balón que bota sobre la línea de tiros libres antes de golpear un viejo tablero casi carcomido, luego, con las primeras luces del alba, voces de niños celebran el final de un partido ganado... de tantos partidos jugados sobre suelos inmemoriales... de tantas risas, esfuerzos..., y fríos sábados por la mañana en la memoria de adolescentes de 40 años. ¡Va por todos ellos!



video

*No os perdáis el auténtico incunable que Ucraniano se ha encontrado con su habitual mirada genial a la prensa, paradójicamente en un ejemplar actual de El País.

3 comentarios:

j . dijo...

De los chavales del antiguo Liceo a los del Circulo Católico solo se distanciaban 100 metros y varios millones de pesetas en la cuenta de sus papas.

Anónimo dijo...

Pues serían de tu "papá", porque el mío con el empleo de chofer no daba para lujos. ¡Qué gracioso!

imagine dijo...

yo fui a este colegio , hasta que en el 86 como dejaron de ir mis dos hermanos , dije a mis padres que me mandaran al puto Circulo Católico en el que pegaban los profes , no se si me hubiese ido mejor en uno público ,por lo menos mi padre no se había gastado la pasta y encima no saque el graduado de los cojones y solo tengo la etiqueta de anís del mono .
Mi padre era un autónomo que tenia una microempresa , estoy buscando fotos de mi curso para buscar a una chica de la que estaba enamorado en primero y segundo , se llamaba Arancha Aranzazu y no se que más.
Claro que fui a estos colegios porque mis padres son católicos talibanes ,si no yo prefería a ver ido a uno publico