lunes, 13 de junio de 2011

LOS DEL PÁRAMO: NO SON SÓLO UN GRUPETE QUE HACEN VERSIONES. -Por Pepito carambola-




No es desde luego la primera vez que hablamos de los del Páramo en Blogochentaburgos. Siendo, como es, uno de nuestros favoritos, y habiendo recibido innumerables materiales gráficos y de audio por parte de Pilar Hernández Lara, ha sido otra vez al mail donde ha llegado una visión muy particular de la historia de los Páramo.

Es Pepito Carambola el que hace un extenso recorrido por la historia del grupo desde su comienzo hasta su desaparición. Vamos a ver a continuación lo que nos ha contado hace unos días "Pepito", para después pasar a escuchar alguno de sus formidables temas.

Pepito Carambola dijo:



Beat Generation

La historia de Los del Páramo es compleja. A simple vista parece un grupete de paletos de Burgos que hace versiones y se recochinea de todo, pero nada más lejos de la realidad.

En realidad el origen del grupo se remonta a los años 80, cuando se reunen varias personalidades complejas con bastante cultura y muchas inquietudes artísticas y deciden seguir la estela musical del nuevo rock americano con una actitud bastante teatral y pasando de los nuevos idiotas románticos, el heavy y el tecno-pop, generalmente vacios de contenido.
Ellos (Marijuan, Piru o Romo) provenian de otra cultura más abierta (música, teatro, radio... incluso religión y política) y miraban en otra dirección más artística y divertida a un tiempo.

Así se creó Al Cool & los Efectos (algo sublime) que podría haber alcanzado fama internacional si no se hubieran disuelto poco después de su presentación madrileña.

En época de "movidas" y "rollos", y cada uno por su lado, conocen muchos contactos pero... Todo se queda en nada. Al cabo de un tiempo Piru prepara una banda divertimento con unos amigos, con claras influencias de Beat Farmers, Meat Puppets, Dream sindicate o Long Ryders pero también se viene abajo... Aún así, Country Joe Pirulo no se quiere desacer de su idea de banda garagera-county-psicodélica-rockera-gamberra con la que poder resarcirse a un tiempo de su sed musical y de su mordaz crítica social. Junto a su novieta, Elena, y a un colega de bares, Juan Palomino, que está aprendiendo a tocar la guitarra con Manolo Hendrix, decide retomar la idea original (la época cuando los niños de Seattle aprendian Garage y odiaban a la MTV en la que acabarían tocando).

Así que en "Pescados y mariscos Sagrario" se gestó, en vez de rock-garaje, el rock-pescadería. El grupo no parecía avanzar y se tocaba con baterías de prestado (como Viti). En los bares del circuito rockero conocieron a Luis Modorro, un rockero aprendiz de bajista, con el que conectaron plenamente y se unió al proyecto. Ensayaban, componian y se divertían a diario, bien en el local bien en el pueblo de Juan o en el de Piru (los dos junto en el norte burgalés) y no faltaban cerverzas y demás... y, sorprendentemente, todo el mundo alababa los resultados.. lo que animó al grupo a seguir avanzando.

La música estaba basada en lo que les gustaba, incluso en lo que les daba risa, pura ironía del destino que recopilaban Juan y Piru. Las letras eran, en un 90 %, las ocurrencias de Piru en la que mezclaba el alcohol, sus agudezas irónicas y su mala leche... que recogía y completaba el Modorro. Elena era el marketing del grupo, realmente su guitarra a veces ni sonaba en los directos. A la producción se apuntaba todo cristo (dueños de bares, periodistas, músicos, narcos, agricultores...). Su debút fué en la sala Chance (Melgar de F.) junto a los Comomolo (los originales Enemigos sin Josele) con colaboraciones de amigos como Alvarito (estrenando Nisio, canción que estaba practicando Juan en sus clases de guitarra). Pero seguía habiendo un grave problema: Viti, el batería, no acababa de encajar en la banda Estuvieron ensayando con diferentes baterías aficionados (como César y su almacén de patatas en el Páramo) y, al fín, se unió a la banda un amigo e increible baterista, Gabri. Con él los temas cobraron forma y la banda comenzó a rodar en bolos rarísimos, con el equipo de Piru, desde Sasamón hasta Aranda de D, Torrelavega o en discotecas de moda como La Finca...pero en esta época tuvieron que cambiar de nuevo de batería y el relevo, Bumper, aportó fuerza al grupo y el proyecto avanzó.

La banda iba lanzada y obtuvieron un gran reconocimiento en Burgos e hicieron "bolos" ante miles de personas, teloneando a muchos grupos famosos o como plato principal... Tocaron en Madrid con gran éxito y tuvieron la posibilidad de grabar y promocionarse, pero... se juntaron varias situaciones comprometedoras. El alcohol y los vicios, los negocios (Juan, Piru y Elena pusieron un bar), la traición (Elena se acabó liando con Juan, Modorro sobraba en sus intereses, los contactos discográficos y de actuaciones, los derechos de autor....) y otras ambiciones dieron al traste con la banda y la ilusión de Pirulo de crear algo de calidad, capaz de mezclar lo mejor de la cultura del rock: música, cultura (de verdad), tradición e innovación e inconformismo. Después de botar al bajista original de la banda se grabó un maxi single con un bajista de alquiler (Salva) y la banda acabó por disolverse ante tantas tensiones (traiciones).

La disputa siguió post-mortem incluso con los derechos de las canciones (muy buenas, por cierto) y Piru, ya harto, registró y vendió los temas a Tuco (para despojarse de tanta mierda y de la preocupación que su obra le había generado).

Tell It To The Judge On Sunday







4 comentarios:

Nisio dijo...

Por casualidad,¿alguien sabe que bar acabaron montando? ¿siguen con la gerencia?

Pilar dijo...

El bar que montaron fué el Zarpas en la Subida de San Miguel. Creo que ya no lo regentan ellos, ni siquiera se si sigue abierto o se llama así aún. Había un ambiente genial, siempre lleno de músicos y amigos...
Por otro lado, excelente crónica del mejor grupo de Burgos de todos los tiempos. Buena gente y buenos amigos casi todos los que pertenecieron a él.

tu mismo dijo...

Burgos me sigue matando

Montxo dijo...

Gran grupo Los del Páramo.