lunes, 24 de enero de 2011

COMIENZO DEL ANECDOTARIO OCHENTERO DE UNA ABEJA EXPROPIADA...


Me acordé de ello gracias a la inocentada de este año de Diario de Burgos. Si bien como decía el periódico el ex-banquero no iba a ser candidato a la alcaldía de Burgos, si que es cierto que el propio -Diario- captó una de las imágenes más curiosas de la expropiación de Rumasa.

Nos habíamos levantado un día de Febrero de 1983 con la noticia de la expropiación del grupo por el estado. Nosotros, ochenteros adolescentes, no entendíamos bien aquellos acontecimientos, ni la profusión de logos de una abeja que, hasta entonces, nos resultaba casi ignota.

Los acontecimientos se sucedían día a día y José María Ruiz Mateos se convertía en prófugo de la justicia viajando por toda Europa, pero he aquí, que en una conferencia del ministro Solchaga en Burgos; apareció el exbanquero cubierto con una peluca y con ganas de mofarse del poder, cosa que luego no le abandonaría en buena parte de los 90.

Pero si hay una pose impresionante en esa foto es el aspecto, y sobre todo la mirada, del ochentero que le acompaña como vecino de butaca. Entre sorpresa y sospecha..., ese muchacho se olía algo...

3 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Aquella expropiación tenía demasiados puntos oscuros, sin defender al sujeto, por supuesto.
De ahí la mirada del chaval.

Pilar dijo...

Y estuvo comiendo en el mesón de Cardeñajimeno...

balint dijo...

Había visto esa foto pero no sabía que había sido en Burgos, curioso, curioso.