martes, 1 de diciembre de 2009

SOPORTALES DE ANTÓN: CUANDO LA VIDA TRANSCURRE ENTRE ENTRAÑABLES ARCOS, AL COMIENZO DE LA CALLE SANTANDER.




Será posiblemente después de la recordada esquina de Garden el lugar más utilizado por los burgaleses para quedar con alguien. Bajo sus arcos nos hemos citado, despedido, transitado, hemos esperado pacientemente el autobús, o tomado un café en el antiguo Iturriaga antes de ir al cine al Cordón o al Tivoli.

Siendo como es uno de los rincones más entrañables de Burgos, pocos saben de su historia y el porqué de su nombre. Según cuenta el desparecido Virgilio Mazuela en -Los Burgos Perdidos- su nombre se debe a que en sus bajos existió una sombrerería llamada Antón, de tanta raigambre e importancia, que por extensión dio nombre a todos el conjunto de arcos que se prolongan hasta el principio de la calle Santander.

Este año el conjunto de soportales ha sido reformado pues su estado hacia aconsejable su remodelación. Ahora lucen sus fachadas de colores desde la plaza Mayor y sus columnas tienen el esplendor que se merecen. Pero, para que nunca pierdas el encanto de aquel sombrío lugar en el que tantas esperas hiciste, en el que tantos "Adioses" pronunciaste, desde el que cruzaste rápido y furtivo con un semáforo en rojo hacia la Plaza de Santo Domingo, o por el que transitaste un día y otro mientras tu crecías y los arcos envejecían..., aquí tienes Los Soportales de Antón tal y como estaban antes de que la espesa pintura cubriese tu recuerdos y sus desconchados de tonos pastel, antes de que dejasen para siempre de ser lo que eran...




Y Aquí tienes el renovado estado actual.




Ver mapa más grande

9 comentarios:

Pilar dijo...

Para mi si es uno de los lugares mas entrañables, largas y frías esperas para ir de casa al instituto y viceversa en aquellos viejos autobuses urbanos que se pagaban con tikets individuales y en los que entraba aire por todas las rendijas.
Todo cambia para mejor, pero en nuestra memoria quedan aquellos recuerdos

balint dijo...

Lugar mítico de Burgos, sin duda.

Anónimo dijo...

Buenos días:

¡Qué maravilloso regalo!. Sólo puedo daros las gracias.

Saludos. Gelu

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Un lugar de referencia. No es mi preferido de Burgos, pero sí es un lugar de encuentro.

vuelo605 dijo...

La última vez que estuve en Burgos (hace un mes) quedé allí con mi hermano. !Cómo llovía¡ Eché en falta el kiosko que había en frente de la pastelería donde antaño compraba los deliciosos "chevalieres".
Saludos

David dijo...

No se por qué, pero pensaba que esa zona se llamaba soportales de Antón de forma oficial, aunque nunca me he fijado en la chapa que lo indicase.

Dejé de frecuentarlos cuando cambiaron el inicio de la ruta del autobus de Grandmontagne a la Plaza España.

noventera dijo...

Asociado a mis recuerdos infantiles en forma de las raquetas de la panadería el Pájaro y las castañas en invierno. Sin duda, uno de mis lugares favoritos de la ciudad.

M.V dijo...

Mira si hay alguna postal de los soportales de Antón.

David dijo...

¿La pastelería de El Pájaro no es la que está en la calle Vitoria? Una de las tres míticas paradas del autobús de Gamonal: la Flor Catalana, la Orensana y el Pájaro.