martes, 11 de diciembre de 2007

EL CINE CORDÓN: EL FINAL DE UN GLORIOSO PASADO





Ayer nuestro amigo Cimujo nos contaba que había percibido como las máquinas estaban dispuestas a dar el adiós definitivo a uno de los más grandes...;EL CINE CORDÓN. Y, por supuesto, Blogochenta tenía que estar allí para certificar la sepultura de una de las salas más importante de los 80. En sus instalaciones, las de un cine pequeño y coqueto, se programaban siempre las últimas novedades llegadas desde la industria americana (las más de las veces), y en ocasiones de la incipiente española. Allí pudimos ver desde el clásico Marcelino Pan y vino que adocenaba a los que entonces eramos unos niños en las mejores virtudes morales, hasta la saga de Loca Academia de Policía o Star Wars, que nos hizo disfrutar de lo lindo ya más jóvenes. Acudimos con nuestros primeros ligues adolescentes ( ya que el Condal y el Ducal no eran apropiados para dar entrada a muchachas de buenas costumbres) y en sus asientos deslizamos las primeras manos furtivas bajo una falda.

Hoy las máquinas preparaban lo que será su próxima remodelación como negocio o viviendas, perooooooo, que nadie dude del espíritu de los 80 si desde las ventanas de la Casa del Cordón se vislumbran fugaces estelas de naves espaciales y policías disparatados...¡Ya están ahiiiiiiiiii!

4 comentarios:

gamonaleroexiliado dijo...

Y con los Cordón,creo, que cae uno de los últimos bastiones de los cines burgaleses. Primero fueron los Goya, años ya, después los Ducal y Condal y finalmente los Cordón. Grandes días hemos pasado en esos cines. Caen los 80 pero no cae su recuerdo. Por cierto, otro mito ochentero que también cayó, la discoteca Armstrong. Grandes fiestas de institutos se celebraron allí. En fin, lo dicho caen los lugares pero no el espíritu.

blogochentaburgos dijo...

No lo dudes Gamonalero exiliado (Gamonal está ávido de talentos no en el exilio... vuelveeeeee¡¡¡¡¡¡). Todos los sitios que has nombrado pasarán por aquí poco a poco y, esperamos, que estés aquí para verlo. Un saludo cordial y vuelveeeeeeeee¡¡¡¡¡¡

cimujo dijo...

la verdad que mucho estaba durando un edificio tan céntrico. Pero todo ha de llegar...

Un saludo desde http://cimujadas.es

Anónimo dijo...

En el cine Cordon vimos un pequeño grupo de vizcaínos, "Rambo". Fue el último domingo de 1985. Al dia siguiente nos incorporábamos al cuartel de Sanidad Militar, al lado de Las Huelgas, para empezar la mili.