jueves, 28 de febrero de 2008

NUESTROS RECUERDOS CONVERTIDOS EN ESCOMBROS...REQUIEM POR UNA MUERTE ANUNCIADA...

Ya lo habréis visto en los diferentes medios escritos y Blogochenta, por supuesto, tenía que estar allí. Todo nuestro espíritu ochentero..., los espectros de nuestra presencia en aquéllas butacas...: han sido reducido a simples escombros. Lo trajimos aquí en otra entrada, pero hoy que se ha consumado su muerte, suena en Blogochenta de fondo un tristísimo réquiem, y guardamos 80 minutos de silencio. Por todos los que por allí pasamos...por todos los que allí disfrutamos del cine...¡ Por el Cordón y el Tívoli !





13 comentarios:

Blogofago dijo...

Siempre recordaré esos cines. Son tantas y buenas vivencias y recuerdos

Recuerdo lejano: Haber asistido de crio con mi padre una tarde de Reyes a ver LA GUERRA DE LAS GALAXIAS

Recuerdo proximo: Haber asistido con mi hija mayor una calurosa tarde de Agosto a ver TOY STORY

Recuerdo aterrador: Una crisis convulsiva de otro espectador en medio del EXORCISTA

Recuerdo erotico....mejor ese me lo callo ;)

blogochentaburgos dijo...

ja ja jaaaaaaa. buenisimooooo Blogófago.Como siempre clarooooo

Anónimo dijo...

Se me ponen lo pelos de punta viendo el derribo. Yo de lo que más me acuerdo es ir en verano a ver Loca Academia de Policía, los Lunes (día del espectador) a la sesión de las 5, y llegaba la cola a la esquina con la calle Santander. Y me acuerdo de mi última película alli, que fue la de Robin Hood de Kevin Kostner, que saqué buen dolor de espalda, con esos asientos tan incómodos. Y lo que te tenía su gracia o su cabreo eran las cosas, principalmente palomitas, que caían del anfiteatro de arriba.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

La desaparición de este tipo de cines es también el testimonio de que hemos cambiado la forma de comprender este arte.
Llamadme viejo, pero yo quiero ir al cine a un edificio en el que sólo haya cine, ir paseando, tomar un café en el bar de enfrente y salir directamente a la calle después de la película, no a un centro comercial ni a un aparcamiento.

El Repartidor de Bebida dijo...

Es una pena, con este derribo se pierde un poco de la identidad de lo que fue burgos

cimujo dijo...

Estos días estoy pasando cada poco tiempo enfrente de las obras, y la verdad que queda un poco tétrico ver al fondo esos edificios antes salvaguardados por los cines del cordón...

gamonaleroexiliado dijo...

Snif...otro recuerdo más que cede al avance de nuestra sociedad, pero pensad que dentro de poco no podremos decir anuestro snietos donde veíamos nosotros las películas. Requiem por los cines burgales.

Astoria dijo...

Antes de que el Tivoli fuera asi nombrado (Astoria) me acuerdo de la Venganza de don Mendo (muy gracioso F.Fernan Gomez) y una escena de Nabuco de la opera de Verdi.
Y despues de la renovacion en sesion dominical matinal de cine-club El Graduado. Que por cierto fue comentada por un sacerdote (que estaria pensando de la protagonista cuando se estaba poniendo aquellas medias negras?) que en aquel tiempo ya era beneficiado de la Catedral.

manzacosas dijo...

Hola. De entrada, estoy con Pedro. Ese tipo de cines ya no los veremos más. Ahora es todo ya diferente. De esos cines, al ser más viejo que vosotros, recuerdo la peli de El Último Cuplé, la de Sarita, en el Cordón. No la ví, pero sé que fue un acontacimiento. Duró 4 semanas en cartel y había colas. El obispo D. Luciano se agarró un gran cabreo. Y del Tívoli, antes Popular, llamado pulguero, sé que desde pollerete se meaba a los de abajo, eso antes de la reforma que tuvo. Ese cine no tenía butacas, sino bancos corridos. Como veis, todo igualito que ahora. Un saludo. Manzacosas

blogochentaburgos dijo...

Saludos a todos y, a gamonalero exiliado: difiero de ti...Sí que podrás decir a tus nietos dónde veías el cine. ¿O si no para que queremos este Blogochenta colectivo y abierto a todo el mundo?. Un cordial saludo

Raú Urbina - Verba volant dijo...

Cine a cine (Goya, Consulado, Tívoli, Cordón, Calatravas, Avenida, Gran Teatro), se nos ha ido la infancia y la adolescencia, compañeros. Un saludo y muchas gracias por ir rescatando estos momentos en este fantástico blog.

blogochentaburgos dijo...

gracias por tus palabras Raúl, algún día te daremos una sorpresilla baloncestistico cercana

Pilar dijo...

Ayer pasé por el derribo.
¡qué pena!
Después del goya y consulado, ahora éstos.
Y el Calatravas.
Es como si derribasen algo de mi infancia y mi adolescencia. Como todos.
allí ví la Guerra de las Galaxias,
La montaña rusa, El ascensor, Grease, Fama...
ay qué tiempos...