martes, 26 de febrero de 2008

EL FERNANDO DE ROJAS: HISTORIA DE RECREOS Y AULAS LLENAS DE NIÑOS


Hoy volvemos con otra colaboración. En este caso, y para nuestra sección Lugares 80, nuestra amiga y comentarísta habitual Elvira, nos deleita con sus recuerdos ochenteros sobre su colegio inserto en el barrio de Gamonal; "Fernando de Rojas". Nosotros, y como ella está en Madrid, le, y os dejamos, un pequeño fragmento de vídeo para que, Elvira, cuando llegues a casa cansada del trabajo, de los atascos, de la polución..., te des un paseito virtual por el patio que fue escenario de tus juegos por allá en los ochenta...en aquellos maravillosos años. Un saludo y gracias Elvira.


Elvira dijo: Parafreaseando uno de los últimos libros de Luis Antonio de Villena, hoy quiero hablar sobre "Mi colegio".Asistí al Fernando De Rojas por una simple razón, porque mi madre era y sigue siendo profesora de ese cole. Cuando yo llegué con 3 añitos el G3 era un lugar inhóspito a medio edificar y el Fernando de Rojas un edificio blanco donde estaban los peques y otro en construcción para los de EGB, situados en medio de la nada. Años más tarde, el complejo se amplió con el edificio marrón (que albergó a los del 2º ciclo de EGB) y cuando este ya no daba más de si, se acondicinó un patio subterráneo ( este edificio era como una especie de palafito ) para hacer las veces de instituto mientras construían el Pintor Luis Sáez.


En aquella época, Gamonal era una zona de la ciudad en plena expansión demográfica y muchas personas venidas de los pueblos de la provincia se instalaban en este nuevo barrio. Por este motivo las clases de aquella época estaban llenas de niños, llegando a ser casi 40 alumnos algunos años , prácticamente el doble que la cifra actual.El edificio blanco de parvulitos tenía 2 pisos, cuatro clases y unas escaleras que a mi se me antojaban enormemente altas. Cada clase correspondía a un lazo de un determinado color (azul, verde, rosa, marrón, naranja, celeste, rojo y amarillo) que los niños llevaban prendido en su batita (esa que hacía las veces de capa de superman). El edificio rojo y el marrón, en cambio, contaban con una especie de atrio interior en torno al cual se distribuían las clases. El polideportivo, como ya comentaron en este Blog a propósito del Silo, era esa mole verde y heladora que estaba junto a el.El patio era bastante grande y cada colegio tenía uno delimitado físicamente por jardines y había un acuerdo tácito entre los alumnos para no sobrepasar esos "limites". Claro, nadie quería que lo pillasen jugando en el espacio de los pequeños (burlas aseguradas). ..En ese patio yo jugué a Dragones y Mazmorras y cosas como Tierras Quemadas, La peste y el escondite, entretenimientos que no se si seguirán existiendo o se habrán extinguido como la EGB.


También este recreo fue escenario de míticas peleas entre los del cole y un "Vaya par de gemelos!" llamados los Tatos que aterrorizaban a medio Burgos. Por cierto, alguien sabe que ha sido de ellos?Solo ahora , después de tantos años, puedo recordar entrañablemente a Don Paco, el director de la época, un simpático andaluz que a pesar de llevar toda la vida en Burgos nunca perdió su acento, lo que hacía aún más incomprensibles las clases de matemáticas que impartía. Otros personajes míticos eran los porteros; Agustín (jubilado) y Mauricio (fallecido hace unos años). Ambos creían firmemente en la educación a la antigua, y no dudaban en soltarte un buen grito, o peor, si te pillaban infringiendo las normas o llegando tarde a clase.En aquella época el acoso escolar se llamaba de otra forma, y la violencia contra el alumno era la colleja que te daba el profe por copiar en los exámenes. No había LOGSE, ni Educación para la Ciudadanía, los niños no teníamos móviles de última generación ni Play Station, a lo sumo una Nintendo.


Todo era más sencillo, éramos más ingenuos y oh tempora oh mores, los bollicaos traían unas calcamonias (actuamente tatoos) super chulas de Asterix y Obelix.En los últimos años muchas cosas han cambiado en el Rojas. Sigue siendo, eso si, uno de los colegios más poblados de Burgos y las características de los alumnos han ido cambiando con el curso de los tiempos. Chinos, rusos, africanos, rumanos, sudamericanos, le dan un nuevo color a las clases. También niños descapacitados aportan un toque de normalidad que en mi época no hubiéramos ni imaginado.Desconozco que ha sido de muchos de mis compañeros de clase, perdí el contacto porque no vivía en el barrio (si, también sufrí el eterno debate Gamonal versus Centro) y desde que me fui al Instituto Diego Porcelos -historia digna de otra entrada en este bog- apenas he vuelto por el Rojas, pero guardo un gran cariño por mi antiguo cole. Seguro que los antiguos alumnos asiduos de esta bitácora colectiva podrán corroborar, corregir o añadir nuevos datos a mis recuerdos de infancia.Un saludo para todos y VIVA LA EGB.


29 comentarios:

noventera dijo...

Hey! Esos columpios son nuevos!!!
Gracias por la entrada y por reavivar mi nostalgia infantil con la foto y el video!
Saluditos!!!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Esta entrada sería digna de una serie en la que se mencionaran los recuerdos infantiles, que tan grabajos tenemos todos, asociados a los patios de los colegios y su vida.

gamonaleroexiliado dijo...

Diosss!! acabo de retroceder 25 años y estoy en el patio de mi colegio(no es el Fernando de Rojas, en mi caso es el Apostol San Pablo) lo bien que nos lo pasábamos con apenas un balón o ni siquiera eso. Recuerdo que en mis años empezaron las primeras máquinitas portátiles de Nintendo(Donkey Kong, Octopuss, etc) y el que tenía una era el rey del patio. Gracias por hacernos recordar.

blogochentaburgos dijo...

Pedro y Gamonalero exiliado: Ambos habéis demostrado vuestra capacidad para la narración. Cuando querais nos dejáis un encarguito en el mail: con el patio, el lugar, el sitio que os apetezca, y el resto corre por cuenta de blogochenta. saludos a todos

manzacosas dijo...

Señor, señor, qué duro es esto. si parece que hablaseis como viejos. ¿Qué haría yo, que conocí al gran profesor Luis Martín Santos nada más llegar él a Burgos?

trupitomanias dijo...

que tiempos, que tiempos!!!
allí pase yo la infancia, dejándome las rodillas en el patio, jugando al furgol..
y los primeros escarceosssssss con las chicas..
doña rosa y su gran anillo..
aun me queda algún chichón.... eran otros tempos..

Anónimo dijo...

Yo no fui al Fernando de Rojas, iba a Antonio Machado, pero me acuerdo de los Tatos, eran unos mafiosos de cuidado, igual que el Carrascosa. Me puedo suponer dónde andan ahora.

otroexilidado dijo...

YO también estuve allí y me acuerdo de las bofetadas que soltaban el director y el jefe de estudios, de D. Gervasio de los mejores profesores que habia de la paca la palo el anillo unico de Rosa, Gerardo etc.. y de las bobadas que haciamos cuando tocabamos la flauta con la petro hace una semana pase por alli y paseando con mi hija la contaba cosas que habia hecho su padre

noventera dijo...

Es curioso que todos nos acordemos de Dña Rosa y el famoso anillo de obispo.Hoy ya le hubiéramos denunciado por maltrato, je, je...menudos chichones! Gracias a ella y gente parecida renegué de mi catolicismo.
Otroexiliado menciona a la Palo, a Gerardo, a Paquita, que tb fueron mis profesores. D. Gervasio efectivamente era el mejor, me dio mucha pena cuando murió hace más de 10 años.

David dijo...

Qué tiempos!! Siento no haber visto la entrada un mes antes.
Yo también fuí al Fernando de Rojas, qué recuerdos. Llevaba el lazo rosa. Y hasta 5º de EGB me acordaba de todos los compañeros de mi clase y del resto de las clases por el color del lazo que nos pusieron en parvulitos (Elvira lo más seguro es que llevara el lazo azul claro). De mi año estaban el marrón oscuro que luego pasó a ser la letra A, el azul claro que pasó a la B, el marrón claro a la C y el rosa a la D. Luego en 6º de EGB hicieron un batiburrillo y nos mezclaron con el resto de clases. Empezamos a tener varios profesores, de los cuales uno era el tutor, en 6º me tocó a D. Gerardo, en 7º a D. Gervasio (sólo de recordarlo me emociono) y en 8º creo que tuve a Dña. Ana.

noventera dijo...

Hola David,
Pues si somos de la misma promoción, lo más seguro es que hayamos sido compañeros...Y si, yo estaba en la clase azul...Menuda memoria!!

Anónimo dijo...

yo aún recuerdo como me encerraban en un armario por no leer o rezar.
O cuando tiramos una piedra a una pobre mujer que iba en bici, la cuál nos tiraba caramelos, y los profes la tacharón de peligrosa y bruja por tirar caramelos envenenados.
También recuerdo buenos momentos, y a la gente pero me fuí en 1991, los colegios de Madrid nunca se pareceran aún son mas crueles.

Anónimo dijo...

He llegado por casualidad a esta página y me he emocionado leyendo esto sobre mi antiguo colegio, el Fernando de Rojas. Yo también me acuerdo de las bofetadas de D.Paco, del Justino, el Setas, la Palo, (y es que esto de los apodos tiene su encanto y se lo llamábamos con mucho cariño), la Charo, el Chivo(pero cuantos apodos madre mía),la Pitu, Doña Petrita, y más y más que hicieron de nuestra infancia un momento mágico y feliz.

Anónimo dijo...

ME ACUERDO DE TODOS ESOS PROFES,
ALGUIEN SE ACUERDA DE D. LAUDEDINO.
RECORDAIS, CUANDO EL PARQUE QUE HAY EN LA ENTRADA, ERA UNA CANCHA DE BALONCESTO, PERO ANTES FUE UN CUADRADO DE TIERRA Y UN GRAN CHARCO LOS DIAS DE LLUVIA,
QUE NO HABREMOS PASADO HORAS POR ALLI,

joseRamón dijo...

Me llamo José Ramón y soy del año 74, es decir, de la primera promoción, la que inauguró el centro y con los años fue pasando por todos los cursos -y los tres edificios. Del Fernando de Rojas pasé al Félix Rodríguez de la Fuente. Y después de dar muchos, muchos tumbos por el mundo, ahora me encuentro en la provincia de Huelva.
Emociona leer los comentarios de personas con las que seguro que, por lo menos, he compartido ese patio que de pequeños nos parecía tan inmenso. Recuerdo con mucho cariño aquellos años dulces, y aunque a la memoria se le escapan muchas cosas, a fecha de hoy no dejo de sentirme afortunado de haber pasado una parte fundamental de mi desarrollo como persona con todos vosotros. Desde la clase de la señorita Elvira, de parvulitos -yo también hacía de mi bata una capa de Supermán- hasta las peripecias de preadolescente, en octavo de EGB. Pasando por el Ciclo Medio (tercero, cuarto y quinto de EGB), en el que mi tutor fue don Antonio (siempre fui del B). Gran profesor, don Antonio, del que recuerdo especialmente sus clases de historia, con sus mapas dibujados a pizarra completa en los que nos contaba las Guerras Púnicas y nos hacía soñar con Aníbal cruzando los Alpes con sus elefantes y poniendo en jaque a la eterna Roma. Agradezco a la educación de aquellos años, con todos los defectos que seguro que tenía, que me haya ayudado de verdad a moverme por el mundo y a buscar mi lugar en él. Gracias a tantos profesores: don Amador (de segundo), don Antonio, don Gerardo (de inglés), don Gervasio (de lengua), doña Pilar (de lengua y literatura), doña Petrita (de música), doña Paquita (de matemáticas), don Justino (de ciencias naturales) (lamento no recordar el nombre de "la Palo", de sociales, pero he de citarla también... y tantos que me dejo. Y a vosotros, compañeros y compañeras, de clase, de juegos, de confidencias y escarceos (yo también he "estado por" alguna chavala, de mi clase o de la de al lado). Hasta no hace mucho recordaba casi todos vuestros nombres y apellidos, porque ocho o diez años juntos en clase, daban para saberse la lista de memoria. Fijaos si los nombres se recuerdan, que he llegado a este blog después de introducir nombres en Google para ver si aparecíais alguno. Una pequeña reflexión: de mi promoción, uno de los más brillantes ha resultado ser un amigo que, en su día fue de los "condenados" a FP porque "no valía para estudiar" e ir al instituto. Actualmente es doctor, profesor universitario y ha dado la vuelta al mundo dando conferencias y publicando artículos científicos. Pese a la discriminación de entonces, seguro que también le debe parte de su éxito profesional al Fernando de Rojas.
Ahora soy papá de dos peques -el mayor ha empezado el cole este año- y el tiempo se ha acelerado vertiginosamente. En uno de aquellos larguísimos veranos (los de Galáctica, el primer Verano Azul, El Equipo A, El Gran Héroe Americano, etc)cabrían muchos de mis años actuales, en los que las semanas son suspiros. Ojalá pueda ayudar a que mis niños tengan una infancia que, con el paso del tiempo, puedan recordar con la misma emoción y ternura con las que yo recuerdo la mía. Seguramente aquel tiempo fue tan especial en parte porque aún no existía Internet, pero me gustaría compartir recuerdos a través de este medio con cualquier chaval o chavala del Fernando de Rojas. Un abrazo a tod@s.

joseRamón dijo...

Me llamo José Ramón y soy del año 74, es decir, de la primera promoción, la que inauguró el centro y con los años fue pasando por todos los cursos -y los tres edificios. Del Fernando de Rojas pasé al Félix Rodríguez de la Fuente. Y después de dar muchos, muchos tumbos por el mundo, ahora me encuentro en la provincia de Huelva.
Emociona leer los comentarios de personas con las que seguro que, por lo menos, he compartido ese patio que de pequeños nos parecía tan inmenso. Recuerdo con mucho cariño aquellos años dulces, y aunque a la memoria se le escapan muchas cosas, a fecha de hoy no dejo de sentirme afortunado de haber pasado una parte fundamental de mi desarrollo como persona con todos vosotros. Desde la clase de la señorita Elvira, de parvulitos -yo también hacía de mi bata una capa de Supermán- hasta las peripecias de preadolescente, en octavo de EGB. Pasando por el Ciclo Medio (tercero, cuarto y quinto de EGB), en el que mi tutor fue don Antonio (siempre fui del B). Gran profesor, don Antonio, del que recuerdo especialmente sus clases de historia, con sus mapas dibujados a pizarra completa en los que nos contaba las Guerras Púnicas y nos hacía soñar con Aníbal cruzando los Alpes con sus elefantes y poniendo en jaque a la eterna Roma. Agradezco a la educación de aquellos años, con todos los defectos que seguro que tenía, que me haya ayudado de verdad a moverme por el mundo y a buscar mi lugar en él. Gracias a tantos profesores: don Amador (de segundo), don Antonio, don Gerardo (de inglés), don Gervasio (de lengua), doña Pilar (de lengua y literatura), doña Petrita (de música), doña Paquita (de matemáticas), don Justino (de ciencias naturales) (lamento no recordar el nombre de "la Palo", de sociales, pero he de citarla también... y tantos que me dejo. Y a vosotros, compañeros y compañeras, de clase, de juegos, de confidencias y escarceos (yo también he "estado por" alguna chavala, de mi clase o de la de al lado). Hasta no hace mucho recordaba casi todos vuestros nombres y apellidos, porque ocho o diez años juntos en clase, daban para saberse la lista de memoria. Fijaos si los nombres se recuerdan, que he llegado a este blog después de introducir nombres en Google para ver si aparecíais alguno. Una pequeña reflexión: de mi promoción, uno de los más brillantes ha resultado ser un amigo que, en su día fue de los "condenados" a FP porque "no valía para estudiar" e ir al instituto. Actualmente es doctor, profesor universitario y ha dado la vuelta al mundo dando conferencias y publicando artículos científicos. Pese a la discriminación de entonces, seguro que también le debe parte de su éxito profesional al Fernando de Rojas.
Ahora soy papá de dos peques -el mayor ha empezado el cole este año- y el tiempo se ha acelerado vertiginosamente. En uno de aquellos larguísimos veranos (los de Galáctica, el primer Verano Azul, El Equipo A, El Gran Héroe Americano, etc)cabrían muchos de mis años actuales, en los que las semanas son suspiros. Ojalá pueda ayudar a que mis niños tengan una infancia que, con el paso del tiempo, puedan recordar con la misma emoción y ternura con las que yo recuerdo la mía. Seguramente aquel tiempo fue tan especial en parte porque aún no existía Internet, pero me gustaría compartir recuerdos a través de este medio con cualquier chaval o chavala del Fernando de Rojas. Un abrazo a tod@s.

joseRamón dijo...

Me llamo José Ramón y soy del año 74, es decir, de la primera promoción, la que inauguró el centro y con los años fue pasando por todos los cursos -y los tres edificios. Del Fernando de Rojas pasé al Félix Rodríguez de la Fuente. Y después de dar muchos, muchos tumbos por el mundo, ahora me encuentro en la provincia de Huelva.
Emociona leer los comentarios de personas con las que seguro que, por lo menos, he compartido ese patio que de pequeños nos parecía tan inmenso. Recuerdo con mucho cariño aquellos años dulces, y aunque a la memoria se le escapan muchas cosas, a fecha de hoy no dejo de sentirme afortunado de haber pasado una parte fundamental de mi desarrollo como persona con todos vosotros. Desde la clase de la señorita Elvira, de parvulitos -yo también hacía de mi bata una capa de Supermán- hasta las peripecias de preadolescente, en octavo de EGB. Pasando por el Ciclo Medio (tercero, cuarto y quinto de EGB), en el que mi tutor fue don Antonio (siempre fui del B).

joseRamón dijo...

Gran profesor, don Antonio, del que recuerdo especialmente sus clases de historia, con sus mapas dibujados a pizarra completa en los que nos contaba las Guerras Púnicas y nos hacía soñar con Aníbal cruzando los Alpes con sus elefantes y poniendo en jaque a la eterna Roma. Agradezco a la educación de aquellos años, con todos los defectos que seguro que tenía, que me haya ayudado de verdad a moverme por el mundo y a buscar mi lugar en él. Gracias a tantos profesores: don Amador (de segundo), don Antonio, don Gerardo (de inglés), don Gervasio (de lengua), doña Pilar (de lengua y literatura), doña Petrita (de música), doña Paquita (de matemáticas), don Justino (de ciencias naturales) (lamento no recordar el nombre de "la Palo", de sociales, pero he de citarla también... y tantos que me dejo. Y a vosotros, compañeros y compañeras, de clase, de juegos, de confidencias y escarceos (yo también he "estado por" alguna chavala, de mi clase o de la de al lado). Hasta no hace mucho recordaba casi todos vuestros nombres y apellidos, porque ocho o diez años juntos en clase, daban para saberse la lista de memoria. Fijaos si los nombres se recuerdan, que he llegado a este blog después de introducir nombres en Google para ver si aparecíais alguno. Una pequeña reflexión: de mi promoción, uno de los más brillantes ha resultado ser un amigo que, en su día fue de los "condenados" a FP porque "no valía para estudiar" e ir al instituto. Actualmente es doctor, profesor universitario y ha dado la vuelta al mundo dando conferencias y publicando artículos científicos. Pese a la discriminación de entonces, seguro que también le debe parte de su éxito profesional al Fernando de Rojas.

joseRamón dijo...

Ahora soy papá de dos peques -el mayor ha empezado el cole este año- y el tiempo se ha acelerado vertiginosamente. En uno de aquellos larguísimos veranos (los de Galáctica, el primer Verano Azul, El Equipo A, El Gran Héroe Americano, etc)cabrían muchos de mis años actuales, en los que las semanas son suspiros. Ojalá pueda ayudar a que mis niños tengan una infancia que, con el paso del tiempo, puedan recordar con la misma emoción y ternura con las que yo recuerdo la mía. Seguramente aquel tiempo fue tan especial en parte porque aún no existía Internet, pero me gustaría compartir recuerdos a través de este medio con cualquier chaval o chavala del Fernando de Rojas. Un abrazo a tod@s.

Anónimo dijo...

Hola
Yo tamabién fui alumna del Cole, De los años 80, me acuerdo de todos los profes que tuve desde infantil hasta 8 de Egb. ME acuerdo de FEli que era la profe de amarillo, de Leonor que me dio clase en 1º y2º de EGB, a Don Antonio en 3º-5º de EGB y A Dº Petrita, A Don Paco le tuve en matemáticas con el y me acuerdo que con él haciamos quínielas, Si algún día apruebo las opos de maestra (espero que este año) no dudaré en volver a mis inicios,aunque todo haya cambiado, ya ahora en vez de PAco este Justino de Director, desde que PAco se fue de director El cole no volvio a ser el mismo.
Un saludo a todos los ex alumnos de este maravilloso cole.

Anónimo dijo...

Yo soy del 76 y me acuerdo mucho de los profes que habeis nombrado. Fui muchos años al comedor y tengo un buen recuerdo de Ana, la conserja de Infantil, y de D. Esteban, que nos dejaba el micro para cantar cuando terminábamos de comer pronto.
Que tiempos!!!! Os acordáis de la obra de títeres que llevaban todos los años? -- AH, VALE, VALE, Y NO ME GRITES, QUE NO SOY SORDOOOOOOOO --

Paki dijo...

La profe PAQUITA.

De verdad, que da gusto leeros y ver como os acordais de aquellos tiempos. Para mi es una satisfación, fueron unos años muy bonitosy me satsface muchisimo encontrarme con mis alumnos de aquella época, sigo viviendo en Burgos ( 1 año jubilada ) y de vez en cuando coincido con algun@, claro,algunos bastante dificil de reconocer después de tantos años. SALUDOSSSSS con mucho cariño

Anónimo dijo...

Hola Ramón H. Me ha emocionado leerte porque yo fui una de tus compañeras de clase. Siento que que haya sido con un año de retraso. Alguna vez veo a alguno de nuestros compañeros de EGB, pero no sé si aún me reconocen. Yo me acuerdo mucho de D.Antonio y D.Amador. Un saludo

Rodrigo dijo...

Hola compañeros del Fernando de rojas.Mi nombre es Rodrigo y ahora tengo 39 añitos nada mas ja ja...aprovecho a mandaros un saludo a todos aquellos gamonaleros y gamonaleras que en su dia compartisteis ratos de estudios y de juegos en ese nuestro colegio.Creo que esos fueron nuestros mejores años,sin hipotecas ,sin crisis y sin preocupaciones(bueno las unicas preocupaciones erais vosotras )pero bueno eran cosas de las hormonas y de la edad.De lo que si me acuerdo de esa epoca, era lo lento que pasaban los años y las ganas que teniamos de ser mayores y ahora como supongo que os pasara a vosotros tambien,lo rapido que pasan los años y cuanto dariamos por volver a ser aquellos capullitos inocentones que eramos.Bueno un saludo a todos.Ah y por cierto yo siempre fui del (A).Chaaaaaoooooo!!!!

Anónimo dijo...

Hola,yo también fui al Fernando de Rojas también soy de 74 pero no acabe allí toda la EGB porque me vine a vivir a Santander.Pero me encantaría recordar algo más de aquella época,no recuerdo bien ni compañeros ni profes pero sí recuerdo el miedo que teniamos al silo,y cantar con el micro en el comedor si alguien me recuerda me haria mucha ilusión mis amigas de aquella epoca eran
Gloria,Yolanda,Sonia(esta chica si se que ha fallecido)pero no se nada del resto.Un saludo a tod@s los exalumnos de este cole.

Anónimo dijo...

Yo estudie ahí en ese colegio. Lo recuerdo con cariño pero había mucha discriminación sobre todo usted doña jaca paca. No le voy a decir quien soy pero seguro que recordará cuando me cogia por banda y me hacía sentir en clase como un auténtico subnormal por tener el cuaderno de matemáticas sin muchas hojas o había comparaciones entre los que eran listos de los que no. Una pena que gente como usted haya dado clases. Ahora soy una persona realizada y con trabajo estable una casa y una familia, según usted y menciono al setas, a la palo a la charo gente como yo no podía tener o aspirar a nada. Yo con mis ojos he visto gente que sacando muy buenas notas hoy no tienen trabajo o trabajan en como pueden menos mal que eran de sobresalientes eh
Yo no era buen estudiante pero teniendo claro una cosa si hubiera sabido lo que se hoy no me hubiera dejado humillar como me humillaron. Ojalá hubiera tenido el valor para denunciar en aquella época el maltrato psicológico que sufrí. No les deseo nada. En fin solo decirles que dios pone a cada uno en su sitio y espero que a todos ustedes dios les de la lección que merecen de la vida

Manero dijo...

Como para no acordarse de La Rosita, menudos capones, la pitu buen tortazo me dio, el setas tirando tizas, el abuelo otra que me pegó, el Gervasio parecía malo pero luego era el mas majete, pero de la que mas me acuerdo es de la preciosa victoria eugenia (la decia Viki la vikinga y se molestaba mucho) siento haberte hecho enfadar.Que buenos recuerdos a pesar de las tortas que nos dieron

Manu dijo...

Yo buenos golpes me he llevado de la Pitu , el setas del anillo de la Rosa, pero en general tengo buenos recuerdos,me acuerdo mucho de amigos como Riquelme ,Ignacio Perez,R Zamora,E Losantos,G Cuesta,D Santamaria,S Tomé...pero de la que mas me acuerdo es de la que me gustaba de la clase Victoria Eugenia, la deciamos viki la vikinga y la molestaba mucho,lo siento,supongo que era para llamar la atención, un abrazo a todos los amigos del Fernanado de Rojas

Anónimo dijo...

que buenos recuerdos de ese colegio, aunque me pase media etapa del EGB en el pasillo......supongo que me lo mericia, todavía me acuerdo con mucho cariño cuando paso con mi hija por ese lugar y recuerdo los recreos y las filas para entrar en clase.
Un abrazo para todos los profesores que hicieron de nosotros personas cultas y respetuosas.
un saludo