martes, 24 de noviembre de 2009

SOMBRA AQUÍ Y SOMBRA ALLÁ... PRINCESITA DEL ARRABAL: ...ASÍ SE HIZO.

En 1983 el leones Alberto García Alix hace esta fotografía que titula "Princesita del Arrabal". En ella pretende hacer un reflejo de la moda de la época tomando como modelo a una joven y al fondo un barrio madrileño, convirtiéndose gracias a ésta, y a otras, en el fotógrafo de "la movida".


En Abril del 2009 Elvira Rilova decide participar en el I Concurso de fotografía BURGOS EN LOS 80 y decide hacerlo rememorando una foto de uno de sus autores favoritos: Alberto García Alix.


Para ello una mañana de Domingo convence a una modelo, que a la sazón es su hermana, y quizá por eso mismo... porque es Domingo por la mañana y los sentidos no están al 100 por 100, ésta decide ponerse en sus manos. ¡Y nada... !



Ya están éso precisamente; manos a la obra. -Sombra aquí y sombra allá-

¡Maquillate! ¡Maquillate!


Un espejo de cristal y mírate... y mírate...

¡Pero claroooooo...! Como las bases especifican que la foto tiene que estar relacionada con Burgos de alguna manera, ellas deciden cambiar el arrabal madrileño por uno de los barrios burgaleses que se otean desde la ladera del Castillo. Y ni cortas ni perezosas cogen su coche y van rápidamente hacia la fortaleza.


Y AQUÍ ESTUVO EL RESULTADO.... Nuestra particular -Princesita del Arrabal- burgalesa posa de esta guisa para la posteridad y para las 1477 visitas on-line que tuvo el concurso.


Con el orgullo además del trabajo bien hecho, "muy currado", original, innovador, etc, etc; lo que además les reportó el 2º premio del concurso Burgos en los 80.


Que recogíó oportunamente la autora de la instantánea el día 7 de Noviembre en la fiesta del Cabaret y por gentileza de fontanería Azorín.

...Y esto va por ellas, por su imaginación y originalidad.



3 comentarios:

Elvira dijo...

ja, ja...Me encanta!!
Gracias!

balint dijo...

Qué bueno, el making-off de las fotos. La imaginación no se acaba en blogochenta. Muy bueno.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

¡Era mi favorita!
Y veo, además, que se preocupó de dejar constancia de todo el proceso de elaboración.