martes, 13 de octubre de 2009

HISTORIAS DE DESGUACE Y HOJALATA... EN UNA PARADA DE GAMONAL.


Ahora sólo son chatarra de desguace...
Tristes caras rojas..., con las lunas partidas antes de convertirse definitivamente en láminas de hojalata.
Juntos, arremolinados para evitar el miedo a la noche...
a quién será el primero en ser elegido para irse definitivamente...

Y en la noche cerrada...;
sale de su interior ruido de niños, de puertas que se abren y de un inoportuno frenazo.
Vidas anónimas en sus asientos, y gente que mira anodina hacia ninguna parte.

Un hombre llora junto al de la derecha...
¡Hoy ha viajado solo!
Cuando ella se apeó ayer...
Sabía que sería su último viaje juntos.

Es 1990 y la gente le observa después de bajarse en la parada de la Orensana.
No volvió a verla jamás... pero su historia quedó ya indisolublemente unida a las paredes de un viejo autobús de Gamonal antes de su desguace.

En el vaho de un cristal roto alguien ha escrito con el dedo algo tan sencillo como...: Laura

Y Laura espera como cada noche desde hace 10 años en la parada de La Orensana...

A QUE ÉL VUELVA A BAJARSE DEL AUTOBÚS...



*Foto primera cedida desde Escocia por el burgalés Miguel Vivanco.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Impresionante tío¡¡¡¡

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Me ha dado por pensar que casi toda nuestra juventud está en el desgüace. Qué nostalgia.

luolalla dijo...

Tantas y tantas historias que se desvanecen cuando el motor de un autobús deja de funcionar. Palabras que hicieron y deshicieron... y todas las que se quedaron por decir. Pañuelos de hola y adiós en las manos de los transeúntes que no dejan de llorar... unos de pena y otros de felicidad al ver marchar o bajar a esa persona amada.. Aguanta, Laura, pronto llegará.
La esperanza nunca la debes perder.

Karras Kedo dijo...

Es casi como aquella canción de La Romántica Banda Local del entrañable Carlos Faraco

Noventera dijo...

Y mientras laura espera que se de una vuelta por las rebajas de la Orensana...ahora que ha vuelto lo retro..

JH dijo...

MUCHOS VIAJES EN ESTOS AUTOBUSES, DE NIÑO CON MI MADRE, CON MI ABUELO, MÁS MAYOR SOLO, YENDO AL MITICO CUA, DESPUÉS CUI. AHORA SOLO VOY EN AUTOBÚS CUANDO TENGO EL COCHE EN EL TALLER. OCHENTEROS, POCO A POCO VAMOS VIENDO NUESTRA VIDA EN EL DESGUACE.

BIPOLAR dijo...

Este Miguelillo es un cielo.

Recuerdo el interior de un autobús más antiguo que los de tu imagen desvencijada.

Había un cobrador de billetes y estaba en un mostrador cuadrado pintado de blanco. Se abría una puerta de lado y él estaba sentado dentro. Todo era blanco dentro, se notaba la capa de pintura y los asientos de chapa sintética.

Ahora me parece un sueño, pero esto existió ¿no?

Laura se habrá quedado de piedra de tanto esperar

BIPOLAR dijo...

que no me puedo resistir EA

"La Orensana
la mejor tienda de España
a peseta camiseta
y a chelín el calcetínnnnnn"

Burgosenbus dijo...

Lo más chocante del caso es que Burgos fue la única ciudad que tuvo ese modelo de autobuses. Por desgracia, no han quedado para la posteridad, pero al menos nos queda su recuerdo llegando a la entonces General Sanjurjo o subiendo por la Calle Vitoria.