martes, 20 de enero de 2009

EL PAPEL PINTADO CON EL QUE CRECIMOS Y SOBRE EL QUE ESCRIBIMOS LAS LÍNEAS DE NUESTRA VIDA... VUELVE A ESTAR DE MODA


Estuvo de moda en los 70, por lo que nosotros, nacidos precisamente en esos años, crecimos con él en las paredes, lo pintorreajeámos con nuestra pinturas Alpino, y seguramente lo guardamos en la retina tal y como lo vimos en las habitaciones de nuestra infancia.

Pues bien, el papel pintado como todos seguramente ya sabéis está de nuevo de moda. Pero no son las nuevas tendencias las que inspira esta entrada, sino el hecho de que el derribo de viejos edificios en la plaza Vega han dejado a la vista un trozo del papel que se colocó en un piso y, no es sólo celulosa de extraños dibujos geométricos lo que ahí queda; son centenares de sensaciones vitales las que han quedado impregnadas; son todas las que vivieron los que allí moraron.

...Del llanto de un niño, ... de una canción, ... de la sintonía televisiva de una serie en los ochenta y una discusión doméstica, ... de amores y pasiones al anochecer, ... de jóvenes que crecen y salen a las cercanas Llanas, ... de toda una vida frente a un papel pintado y a una pared de ladrillo.

Una pared medianera que ahora sólo es ruina, pero que exhala sus últimos alientos vitales en el recuerdo que guardan los trozos desconchados y despegados de un simple papel pintado que alguien colocó en los 70- 80 para estar a la moda, y que luego le acompañó, silente y mudo, en el devenir de su existencia. ¿Qué habrá sido de él o ellos...?, ¿de qué color se habrá pintado su vida?, ¿con qué trazos?, ¿serán ochenteros felices, o acaso infelices...? Sólo el papel lo sabe y guarda sus secretos inconfesables entre cemento y arcilla, aunque, quizá algún día los desvele en una triste y alejada escombrera.



5 comentarios:

Mario dijo...

Pues hombre, si les ha expropiado el ayuntamiento como a los de la esquina del Dallas; le habrá ido maa. Si han pegado el pelotazo urbanístico estarán gastándoselo en las Llanas.

j dijo...

Esas tiras de papel pintado servian para tapar las grietas de las viejas casas.

Noventera dijo...

Si siempre lo digo, todo vuelve...Hace unos meses estuve mirando papeles pintados con aire retro en una tienda de Madrid que se llama Popland. A cincuenta y tantos euros el metro de uno muy similar al que tuve en la primera casa donde viví. Así que si vuestra madre guardó los que le sobraron tras empapelar la cocina, ya sabéis podeis revenderlo y sacaros un pastón!

balint dijo...

Esos salones ochenteros con las paredes de papel, los sofás de scay, mientras veías en la tele de blanco y negro (o los más afortunados de color pero sin mando a distancia) el Un, dos, tres.

BIPOLAR dijo...

el papel pintado era horripilante, esos floripondios tipo Valerio Lazarov...